Tecnología

Microsoft demanda a un empresario que fomentaba el reciclaje de PCs

CDs
Escrito por Marcos Merino

Eric Lundgren pasará 15 meses de prisión y deberá pagar una multa de 50.000 dólares por vender a 25 céntimos los mismos discos de recuperación de Windows 10 que cualquier usuario puede descargar de Microsoft.com.

Eric Lundgren, emprendedor y activista medioambiental, fue recientemente condenado en Florida a 15 meses de prisión (más el pago de una multa de 50.000 dólares) por crear y comercializar 28.000 discos de restauración de Windows 10. Lundgren se había dado cuenta de que, ante un fallo en su equipo, la mayoría de los usuarios acababan adquiriendo uno nuevo sin intentar arreglar el problema, por lo que decidió vender todos esos discos por 25 centavos a pequeños talleres de reparación de ordenadores, con el objetivo de que éstos facilitaran a los usuarios la reutilización de ordenadores viejos.

Sin embargo, pese a que Lundgren en ningún momento facilitó un medio de instalación pirata de Windows 10 (sus discos, como los creados por la propia Microsoft, requieren del uso de claves de licencia para completar la instalación del SO) la compañía de Redmond le demandó por piratería y le exigió el pago 700.000 dólares, reclamando así el coste original de 299 dólares por disco (pese a que dicho precio debería incluir una licencia de Windows).

Ante la imposibilidad económica de prolongar su lucha legal contra Microsoft, hace unos días Lundgren se declaró culpable, no sin antes reiterar que los dicos que vendió no tienen ningún valor, puesto que cualquier usuario puede descargarse una copia de restauración de Windows desde la propia web de Microsoft.

Cómo restaurar Windows 10 para que funcione más rápido

Inevitablemente, tras hacerse pública la historia y la sentencia, Microsoft comenzó a recibir numerosas críticas por su desmedida decisión de demandar al empresario, hasta el punto de obligar a Frank Shaw, vicepresidente de comunicaciones de la compañía, a explicar en un comunicado que fue la administración federal de EEUU (concretamente, el servicio de aduanas) quien inició la investigación. Sin embargo, ha insistido en que la empresa de Lundgren “falsificaba el software de Windows en China para importarlo a los Estados Unidos e intentar venderlo como una licencia oficial del sistema operativo”… y en que la declaración como culpable del empresario daba la razón a Microsoft.

Ante ese comunicado, Lundgren ha insistido en su versión y ha dado la siguiente explicación para su situación: “Me interpuse en el camino del multimillonario modelo comercial de Microsoft, basado en de hacer que sus clientes paguen y vuelvan a pagar por ordenadores que ya tienen un sistema operativo“.

Vía | Engadget

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.