Tecnología

Microsoft admite que Windows 10 se descarga sin pedir permiso en algunos equipos

windows 10 actualizacion gratis
Escrito por Redacción TICbeat

Los dispositivos Windows 7, 8 y 8.1. con actualizaciones automáticas descargan los archivos de la nueva versión en segundo plano y sin avisar a sus usuarios, aunque no se produzca el cambio de sistema operativo.

Microsoft ha confirmado lo que algunos usuarios llevaban manifestando desde principios de verano: que la actualización a Windows 10, la última versión de su sistema operativo, se descarga de forma automática incluso en aquellas ocasiones en las que no se ha expresado consentimiento al respecto.

Según recoge la sección de tecnología del diario británico The Guardian, desde la compañía de Redmond han admitido que la actualización a Windows 10 se descarga automáticamente incluso en aquellos equipos cuyos usuarios no habían expresado interés en hacerlo. La descarga ocupa entre 3,5 y 6 gigas de memoria, lo que puede ocasionar pérdida de espacio en dispositivos con poco almacenaje, como tabletas, o un funcionamiento anormalmente lento de la conexión a Internet.

Lo que está sucediendo no es que los usuarios abran su equipo un buen día y se encuentren con que, de la noche a la mañana y sin su consentimiento, su sistema operativo ha pasado de ser Windows 7, 8 u 8.1. (las versiones para las que la actualización es gratuita) a Windows 10. Lo que ocurre es que, en muchos de aquellos dispositivos con cualquiera de las tres primeras versiones de Windows que han activado las actualizaciones automáticas la actualización a 10 se ha descargado en un segundo plano – es decir, sin que los usuarios sean conscientes de ello- al disco duro, ocasionando, en algunos casos, problemas como falta de espacio o navegación lenta.

La explicación de Microsoft es que ellos se encargan de descargar automáticamente a los equipos que tienen la opción de actualizaciones automáticas activada todos los archivos necesarios para que, cuando los usuarios así lo decidan, se produzca el cambio inmediato a Windows 10.

Las actualizaciones automáticas, opcionales en Windows 7, 8 y 8.1. y obligatorias en Windows 10, resuelven de forma inmediata y sin mediación del usuario los problemas derivados de agujeros y brechas de seguridad. Pero, como denuncian algunos internautas, cambiar de sistema operativo no es resolver un problema de seguridad, sino una decisión más profunda.

En el momento en el que anunció que para obtener la licencia de Windows 10 sería necesario activar las actualizaciones automáticas, el equipo de Microsoft defendió que ésta era “una manera de mantener a los usuarios seguros y de garantizarles el mejor servicio”. En la versión para oficinas y negocios, en cambio, los usuarios sí podrán desactivar dichas actualizaciones, con el objeto de que sus departamentos de informática tengan un mayor control sobre ellas.

La actualización constante es uno de los pilares sobre los que se asienta la filosofía de Windows 10. Si bien mantener actualizado el software es una de las recomendaciones habituales de los expertos en seguridad para disminuir el riesgo de cualquier tipo de ciberataque o brecha de seguridad, obligar a los usuarios a hacerlo también le servirá a la compañía de Redmond para ahorrarse unos cuantos gastos, los que hasta ahora le ha generado ofrecer soporte y servicio técnico a todas las versiones desactualizadas de sus sistemas operativos que siguen funcionando en el planeta.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.