Tecnología

¿Merece la pena contratar un seguro para móviles?

Analizamos las principales coberturas de un seguro para móviles, cuáles son sus puntos controvertidos y si se trata de una opción recomendada en España.

Nuestro smartphone es, hoy por hoy, una extensión más de nosotros mismos, un dispositivo sin el que no podríamos vivir tal cual lo entendemos en la actualidad. Por eso, cuando compramos un nuevo teléfono móvil -especialmente si éste es de alta gama- lo último que queremos es que sufra cualquier tipo de daño.

Sin embargo, la realidad es muy poco optimista al respecto: cuatro de cada diez españoles ha roto la pantalla de su smartphone al menos una vez en su vida, mientras que un 24,5% ha sufrido el robo de su terminal y el 15,7% ha derramado líquidos en su móvil.

Es por ello que, en los últimos años, han surgido una nueva tipología de seguros especialmente pensados para proteger nuestros dispositivos móviles de cualquier incidencia. Seguros que siguen los pasos de las pólizas de toda la vida para los coches, el hogar, nuestra salud o, incluso, nuestras propias vidas. Y, al igual que los seguros tradicionales, no todos son iguales ni cubren absolutamente todas las eventualidades que podamos imaginarnos.

Las 10 aplicaciones de Android que consumen más batería

Así, las coberturas habituales en los seguros de móviles son los robos y/o hurtos (especial hincapié en esta diferencia, como veremos posteriormente), las caídas o golpes accidentales, la rotura de pantalla o los derrames (siempre sin intención) de líquidos sobre el terminal. Cada vez más opciones incluyen también la cobertura de los gastos que hagan los ladrones (como llamadas a números de tarificación especial) después de que nos hayan robado el teléfono, hasta un cierto límite establecido por la aseguradora.

Medidas a tener en cuenta cuando crees que has perdido o te han robado tu smartphone

Por otro lado, algunas pólizas incluyen también la opción de contar con un dispositivo de sustitución mientras nuestro teléfono está siendo reparado o examinado, siempre de iguales o mejores características técnicas, para que no dejemos de estar conectados ni un sólo segundo.

Entre las opciones más completas de los seguros para móviles y tablets también se incorporan cláusulas para protegernos ante el desgaste natural del smartphone durante su vida útil, protección para los accesorios del terminal o cobertura en situaciones extraordinarias, como en el caso de incidentes fuera de España o en situaciones de riesgo (seguros específicos para personas que hacen surf, esquí o escalada).

La letra pequeña de los seguros

Irónicamente, muchos seguros también publicitan los arreglos por fallos del propio teléfono durante sus primeros años de vida, algo que ya está cubierto por la garantía del fabricante y regulado por la legislación vigente. Se trata de una de esas coberturas que dan mala fama a los seguros de móviles por su carácter claramente engañoso.

La letra pequeña también se manifiesta en las palabras que usan para determinar la cobertura o no de determinados incidentes. Por ejemplo, no es lo mismo un robo, un hurto o una pérdida. Mientras que la pérdida injustificada no está protegida por prácticamente ningún seguro, la diferencia entre hurto (cuando nos extraen el móvil sin violencia, en un despiste) y robo (cuando media violencia o amenaza de algún tipo) es el margen que usan las aseguradoras para evitar pagarnos en muchos casos.

El truco definitivo para liberar espacio en iPhone

Otro aspecto que genera conflicto con los seguros de móviles es su solapamiento con las pólizas para el hogar, las cuales cubren también los robos y hurtos de cualquier objeto en la calle, así como los daños sufridos por el terminal en nuestra casa siempre y cuando tengamos registrado el dispositivo en el seguro de nuestra vivienda. Por ende, los seguros de móviles son un gasto innecesario que duplica las coberturas que ya tenemos garantizadas por este otro lado.

El precio no compensa, según la OCU

“Asegurar tu teléfono no es una buena idea: la prima anual puede superar el 30% de su valor y en muchos casos la cobertura es bastante limitada”. Así de tajante es la Organización de Consumidores y Usuarios sobre los seguros para móviles.

“Si te compras un coche de 20.000 euros y por el seguro te piden 6.000 euros al año, ¿qué dirías? Conserva esa misma respuesta para cuando te ofrezcan un seguro de móvil, ya que la desproporción se mueve sobre esas cifras”.

Trucos y atajos para Android que seguramente no conoces

Desde la OCU ponen un ejemplo al respecto: asegurar un teléfono de alta gama, con un precio superior a los 350 euros cuesta, de media, entre 60 y 160 euros al año en función de las coberturas contratadas.

Es decir, contratar un seguro para el móvil cuesta entre dos y cinco veces el coste de un dispositivo completamente nuevo. Y eso sin contar que algunas pólizas cuentan con una franquicia de hasta 50 euros extra que el usuario debe pagar si hay que hacer una reparación. Viendo esto ¿crees que de verdad merecen la pena estos seguros para smartphones?

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Moviles Libres

    Yo creo que si merece la pena. Me compre en febrero un BQ M5 ( http://www.moviles-libres.net/bq/bq-aquaris-m5/ ) por 200 euros en su momento, a las 48 horas de comprarlo caida fortuita y adios pantalla. Desde entonces el sonido ya no va del todo bien. Con un seguro tendría móvil nuevo o reparado de fábrica.