Mega quiere recuperar el mercado de email seguro abandonado por Lavabit

kim_dotcom

La semana pasada Lavabit, el proveedor de correo electrónico seguro del que era usuario el ex agente de la CIA Edward Snowden, desapareció. Su propietario, Ladar Levison, alegaba en una carta publicada en la web que el cierre se debía a presiones del gobierno americano y aseguraba que jamás le recomendaría a nadie que guardase sus datos personales en empresas con vínculos físicos con Estados Unidos. Ahora, Mega, la apuesta radicada en Nueva Zelanda de Kim Dotcom para almacenamiento en la nube, se prepara para cubrir ese nicho de mercado.

En una entrevista con ZDnet, su CEO, Vikram Kumar, ha explicado que Mega está desarrollando servicios de email seguros que funcionarán en una red de servidores alojados fuera de Estados Unidos, en respuesta al cierre de dos de los proveedores que, hasta ahora, ofrecían ese producto, como es el caso de Lavabit y de Silent Circle, asfixiados por la presión gubernamental.

Kumar ha declarado que, así, Mega responde a la demanda existente de servicios seguros de email y voz. Actualmente, la compañía se encuentra construyendo un sistema de encriptado end-to-end, que ya funciona para los documentos en otros de sus servicios. Se trata de una misión compleja, ha indicado el CEO, puesto que el público espera determinadas funcionalidades, como la búsqueda de correos por palabras clave, que solo son posibles si los emails se encuentran almacenados en formato de texto en el servidor, y no encriptados.

“Cuando los correos están encriptados, ese sistema ha de construirse en la zona de clientes. No es imposible, pero sí muy difícil, y ese es el motivo por el que Silent Circle abandonó el barco”, ha asegurado Kumar.

La encriptación “end-to-end” significa “de extremo a extremo”; esto es, que protege la comunicación de destinatario a remitente. Uno de los retos del nuevo proyecto de Mega, ha detallado Kumar, consiste en asegurar ese tipo de protección en emails que proceden o van a contactos no encriptados. El trabajo puede llevar meses, ha avisado Kumar; aun así, el CEO se muestra decidido: “Probablemente, no haya otra compañía en el mundo que se esté acercando tanto a la meta de llevar los sistemas de verdadera encriptación a las masas. Esa es nuestra principal propuesta”. Mega trabaja también en acercar tecnología de encriptado de audio, como los filtros Bloom, al público masivo.

Un harakiri en aras de la privacidad

Por su parte, Kim Dotcom ha alertado de que, si el gobierno neozelandés endurece su legislación de telecomunicaciones, puede que Mega tenga que trasladar algunos de sus servidores a otros países, como Islandia. Nueva Zelanda es socio, junto con Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia, de ‘Five Eyes’, y trabaja en una legislación que permita el espionaje en servicios de Internet.

Dotcom se ha referido al cierre de Lavabit y Silent Circle como seppukus de la privacidad. El Seppuku es un ritual japonés de suicidio encaminado a defender el honor propio. “Es preferible eso a ser forzado a cumplir leyes que violan la privacidad de los ciudadanos”, ha escrito en su blog.

Foto cc: Abode of Chaos 

Contenidos Relacionados

Top