Medidas para afrontar la caída de un servidor de correo

caida nubeLa reciente caída de Gmail ha provocado que unos 150.000 usuarios hayan perdido toda la información almacenada en su correo electrónico. Casos como éstos no suelen ser muy frecuentes pero cada vez más datos se suben a la nube y es necesario tener la seguridad de que no se perderán si ocurre algún incidente. Para ello existen algunas soluciones sencillas que detallamos a continuación.

El cloud computing es una de las tecnologías que más se van a utilizar a partir de ahora. La tendencia es subir información y servicios a la nube para facilitar su acceso y liberar espacio. Google es una de las compañías que más están apostando por este sistema, llegando incluso a diseñar Chrome OS como una plataforma en la nube.

Por lógica la estrategia de Google está estrechamente relacionada con la nube, tratándose de una compañía cuyo activo mayoritario se encuentra en Internet. Sin embargo, y pese a toda la atención que está puesta en que no haya problemas, se produjo la caída de Gmail.

Para evitar que estos incidentes eliminen todo rastro de la información almacenada en el correo electrónico, existen algunas soluciones bastante sencillas, pero que no todo el mundo practica.

Utilizar un cliente de correo electrónico es una medida obvia y eficaz en el caso de pérdida de información en la nube. Programas como Outlook, el Thunderbird de la Fundación Mozilla o el servicio de email de Mac garantizan el almacenamiento local de los datos, salvando el riesgo de caídas de los servidores. Aunque esto tiene el inconveniente de que si el incidente se produce en nuestro ordenador los emails se pierden, a no ser que el usuario haya dado orden para que éstos se almacenen también en el servidor.

Otra de las soluciones está en asociar una segunda cuenta de correo – que mantendríamos inactiva – a la que sí utilicemos. De esta forma podemos hacer que se genere una copia automática de todos nuestro emails. Nuestras carpetas estarán duplicadas y en caso de que una de las dos cuentas falle, quedará la otra. Aunque por lógica, para evitar estas situaciones, conviene que los proveedores sean diferentes, si es el mismo tampoco será fácil que los dos emails queden deshabilitados.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top