McAfee defiende su inocencia desde su blog

mcafee

El fundador de la empresa de seguridad McAfee, John McAfee, continúa en busca y captura por ser sospechoso del asesinato de su vecino en Belice, donde estaba retirado. Sin embargo, el directivo retirado defiende su inocencia desde su blog.

Esta bitácora, por cierto, continuará en activo incluso aunque el fugitivo sea capturado, pues, según asegura, ha dejado preparado material para que el blog “siga vivo durante al menos un año”.

McAfee, que se escondió de la policía enterrándose en la arena cuando se dirigían a su casa para detenerle, sigue con la intención de esclarecer el asunto. Es más, ha comenzado su propia investigación, pues la policía (de la que llegó a sospechar que asesinó a su vecino por equivocación cuando trataba de acabar con él mismo), sólo parecía buscar su paradero. Por este motivo, anunció que ofrece 25.000 dólares por la captura de la persona (o personas) responsable del asesinato de su vecino, Gregory Faull.

De hecho, en el curso de esta investigación regresó a su casa y comenzó a “observar” y “escuchar” los movimientos de las autoridades. Por seguridad, lo hizo “disfrazado” con el cabello y la barba teñidos, la piel oscurecida con betún, chicles en las mejillas para parecer más gordo y un tampón pintado de negro dentro de su nariz, lo que le daba una apariencia “extraña”, “asimétrica” y “desagradable”.

Una vez en las proximidades de su domicilio, caminó (con una falsa cojera que le ayudaba a parecer más bajo de lo que es en realidad) por la playa que hay frente a su hogar. En ella, llegó a hablar con un periodista de AP que no fue capaz de reconocerle gracias al acento que utilizó.

Pero su estrategia también le sirvió para hablar con portero de Faull, que le aseguró que, al contrario de lo que había dicho la policía, fue él y no su señora de la limpieza quien encontró el cadáver. “¿Por qué mentiría la policía sobre esto?”, se pregunta McAfee. “Las mentiras siempre tienen un motivo”.

Otra actitud sospechosa, siempre según el blog, fue ver que los policías desenterraron sus perros muertos (la teoría de la policía es que McAfee asesinó a su vecino después de que éste envenenase a sus mascotas), les cortaron la cabeza y volvieron a enterrar los cuerpos. “Los perros llevaban demasiado tiempo muertos como para hacer una autopsia efectiva, teniendo en cuenta que se llevaría a cabo en un país del tercer mundo con poco acceso a material de laboratorio. ¿De qué va todo esto?”.

En total, el fugitivo vio (con diferentes disfraces, como vendedor de burritos o “turista alemán borracho”) cómo la policía registraba su casa en siete ocasiones, todas ellas en su busca. A pesar de ello, llevaban bolsas que nunca parecían llenar. “Tal vez las bolsas contenían su almuerzo y comían mientras buscaban. Tal vez no”.

En cualquier caso, descubrió que los cuerpos de seguridad están más centrados en encontrarle que en esclarecer el asesinato. Según los rumores que escuchó, parece que la muerte pudo ser la consecuencia de la venta de un inmueble.

Continuaré con mi investigación, ya que la policía parece haber incumplido su obligación”, asegura McAfee. Eso sí, solicita que cualquier información le sea entregada a él primero para que la publique antes de informar a las autoridades. “De esta forma, no puede desaparecer convenientemente si se trata de pruebas que el Gobierno encuentra desagradables”.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top