Tecnología

Mas allá de las smart cities

El futuro de las ciudades está ligado a la introducción de sistemas que aporten capas de inteligencia entre las actividades urbanas y la información que disponen las instituciones. Las implicaciones y los desafíos que presenta este cambio de organización urbana son muy grandes.

A todos nos gustaría encontrar soluciones tecnológicas para las miles de cosas que hacemos en la ciudad; tirar la basura, aparcar, ir al supermercado, pagar las facturas, viajar en autobús, etc. Y el camino más seguro está en el desarrollo basado en la enorme cantidad de información que hay detrás de cada una de esas actividades.

Pero gestionar un sistema que analice todos esos datos y construir la tecnología necesaria es complicado y costoso. Es por eso que el papel de las instituciones públicas y el de las empresas que por su actividad comercial también tienen acceso a información útil (bancos, gasolineras, proveedores de telefonía, retail, distribuidores, etc.) es fundamental.

Los pilares de las smart cities

En una entrevista con Elena Alfaro, nos aseguró que “los pilares de una Smart City son la calidad de vida, la eficiencia y la sostenibilidad, en sentido amplio”.

Alfaro, que es Gerente en el área de Business Discovery BBVA y experta en Smart Cities, defiende la idea de que la tecnología actual ha permitido que el tipo de información a la que accedemos haya dado un salto cualitativo, lo que permite medir las acciones y establecer mecanismos de autogestión.

Si analizamos los objetivos de las smart cities, entendemos que éstos son beneficios para los ciudadanos, las empresas y las administraciones que las forman, es por ello que los tres grupos tienen la obligación de involucrarse activamente en su establecimiento.

Para asistir a la conferencia Beyond Smart Cities es necesario registrarse en este enlace.

Sobre el autor de este artículo

Edgar Camelo