Tecnología

Markus Persson, creador de Minecraft, deprimido tras la venta de la compañía a Microsoft

markus persson minecraft

Markus Persson, el hombre que creó Minecraft y ganó 1.300 millones de dólares con su venta, explica en Twitter que se siente más solo que nunca y que sus exempleados le odian.

¿Puede alguien sentirse triste con 1.300 millones de dólares en el bolsillo? En numerosas ocasiones se ha hablado de los problemas de soledad y vacío emocional que sienten muchos multimillonarios, artistas y deportistas de éxito, que en ocasiones los sume en profundas depresiones y que, a veces, acarrea problemas de alcoholismo o drogas e incluso suicidios.

Sin llegar a ese extremo, Markus Persson ha hecho públicos una serie de tuits en los que se abre a sus seguidores y muestra el difícil momento personal que está atravesando desde que vendiera, hace casi un año ya, su empresa (Mojang AB, propietaria del popular videojuego Minecraft) a Microsoft por 2.500 millones de dólares.

Persson (también conocido por su mote de Notch, en Minecraft) recibió aproximadamente la mitad de esa cantidad pero el dinero no parece haberle dado la felicidad, sino más bien todo lo contrario. Y eso que Persson no ha tenido problemas en abrir la chequera en los últimos tiempos: en 2014, pagó 70 millones de dólares por una mansión en Beverly Hills, asumiendo el mayor coste de la historia por una vivienda en esa zona y quitándosela de la mano a otros nada pobre Beyoncé y Jay-Z.

En los tuits, publicados en su cuenta oficial el pasado 29 de agosto y compartidos miles de veces por sus seguidores, Persson se muestra melancólico y llega a afirmar que “nunca se sintió más aislado”. Afirma que estaba en Ibiza con una serie de amigos y que, sin embargo, tenía la sensación de estar completamente solo. Por si fuera poco, dice, en Suecia su única tarea cotidiana consistía en “ver su reflejo en el monitor” mientras esperaba a que la gente con trabajo tuviera tiempo libre para hacer algo con él.

 

A ello hemos de sumar una reciente ruptura sentimental que ha dejado muy tocado a Persson. “Encontré a una chica genial pero ella se asustó de mi estilo de vida y se fue con una persona normal”, afirma el creador de Minecraft.

El despecho de sus exempleados

Otra de las principales razones que Markus Persson alude en su peculiar sesión de introspección es el odio que muchos de sus exempleados en Mojang AB sienten hacia él tras la venta de la empresa.

“Cuando vendimos la compañía, el mayor esfuerzo iba destinado a asegurarnos de que los empleados quedaran protegidos, pero todos ellos me odian ahora”, resume Persson sin dar más detalles sobre qué es lo que esos trabajadores le echan exactamente en cara.

¿Una nota de positividad al fin?

La ristra de tuits acaba con un mensaje que podríamos catalogar de optimista, al menos a la vista del tono dominante en el resto de publicaciones.

En él, el millonario afirma que otras personas de su misma condición se han puesto en contacto con él para explicarle que es una fase normal cuando se consigue el éxito de forma tan rápida.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.