Tecnología

The Machine, el gran proyecto de HP para revolucionar la computación

HP
Escrito por Marcos Merino

Su primer prototipo estaría listo en 2016, pero pretende lanzar un año antes el sistema operativo Linux++, dirigido a la comunidad de desarrolladores.

Hewlett-Packard tiene un plan.

Más concretamente, tiene un plan para sacudir a la industria de la computación a lo largo de los próximos meses. El nombre del proyecto (desarrollado por 150 personas de las 200 que integran la división de I+D de la compañía) es sencillo y poco destacable: ‘The Machine’. Pero se trata de una iniciativa para la que la CEO de HP ha aumentado recientemente los fondos (a una cantidad no revelada) y que consiste en un ordenador destinado a ser el primero de una nueva dinastía de equipos mucho más potentes y energéticamente eficientes. Para ello, HP está dispuesta a usar un tipo de memoria distinta de los dos que se usan a día de hoy, y que hunden sus raíces en la década de los años 40: “un modelo de los comienzos de la era de la computación que se ha aplicado a todo desde entonces y que ahora nos está frenando”, según afirma el arquitecto jefe de The Machina, Kirk Bresniker.

Sistemas operativos: de Linux++ a Carbon

The Machine está diseñado para competir con los servidores corporativos que a día de hoy ejecutan los servicios de empresas del calibre de Google o Facebook, aunque Bresniker aclara que ciertos elementos de su diseño podrían ser un día adaptados también a dispositivos más pequeños. En todo caso, HP todavía debe llevar a cabo algunos avances significativos tanto en materia de software como de hardware para convertir en realidad este proyecto: según Bresniker, su equipo se maneja 2016 como el año en que estará listo el primer prototipo, aunque su intención es lograr que investigadores y programadores puedan familiarizarse con su comportamiento mucho antes de eso. Para ello, se han marcado como objetivo lanzar en junio de 2015 el sistema operativo que ejecutará The Machine, y que recibe el nombre de Linux++. Su función sería emular el diseño de hardware de la nueva computadora, para que los programadores puedan probar su código sobre el mismo (auxiliados por los propios desarrolladores de Linux++) y que HP pueda extraer conclusiones sobre qué clase de software se beneficiaría más de su nuevo enfoque. Sin embargo, se pretende que en el momento de su lanzamiento The Machine ejecute un sistema operativo desarrollado desde cero y que recibe el nombre clave de ‘Carbon’.

¿Qué novedades aportaría ‘The Machine’?

La principal diferencia entre The Machine y los ordenadores convencionales es que el diseño de HP hará uso de un único tipo de memoria tanto para la temporal (lo que hoy conocemos como RAM) como para el almacenamiento de datos a largo plazo (sustituyendo, así, a los discos duros y unidades flash). Actualmente, para ejecutar su software los ordenadores cargan los datos del disco en la memoria RAM, que es mucho más rápida, pero que no puede almacenar datos de gran densidad ni mantener los datos en la misma cuando se desconecta. El dispositivo que HP piensa usar para sustituir a estos dos clásicos de la informática es el llamado ‘memristor’, que mejoraría todos los inconvenientes de las actuales memorias RAM al tiempo que superaría en capacidad a las discos duros.

Otras diferencias relevantes sería el uso de fibra óptica para sustituir a los cables de cobre de los circuitos, lo que ayudaría a usar únicamente el 1,25% de la energía usada hasta ahora, y a conseguir servidores con un 10% del tamaño de los actuales.

Imagen | HP
Vía | MIT Technology Review

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.