Louis C.K., cómo ganar un millón de dólares sin intermediarios

Louis C.K. descargas DRM torrent ventasActualización: Hace algo más de una semana, Louis C. K. decidió saltarse a los intermediarios y publicar una de sus actuaciones en su página web. La descarga cuesta 5 dólares y el archivo no tiene ningún tipo de protección que dificulte su visionado. Después de aproximadamente 12 días desde el comienzo de su experimento, C. K. consiguió superar la barrera del millón de dólares en ingresos.

Ahora, aprovechando que se le está prestando atención, ha decidido contar qué hará con este dinero. Así, según ha explicado, dividirá el millón de dólares en cuatro partes.

La primera de estas partes, como ya explicó en su momento, corresponde al coste de producción del espectáculo, su grabación y la creación de la página web desde la que distribuye el contenido.

Por otro lado, 250.000 dólares los repartirá entre todos los empleados que trabajan con él y en su actuación, mientras que otros 280.000 dólares los donará a cinco organizaciones caritativas. Estas organizaciones (The Fistula Foundation, The Pablove Foundation, charity: water, Kiva y Green Chimneys) le fueron recomendadas a través de Twitter o por amigos.

Por último, se quedará 220.000 dólares para él. Parte de ello será para pagar el alquiler y parte para sus hijos. Con el resto, asegura, hará “cosas terribles, horribles y nada de eso es asunto vuestro”, bromea. “En cualquier caso, para mí, [quedarme] 220.000 [dólares] de un millón es suficiente”.

200.000 dólares en 3 días

El 10 de diciembre, Louis C.K. puso a la venta una de sus actuaciones en su página web. La descarga costaba únicamente 5 dólares y no tenía ningún tipo de protección para evitar que se distribuyese mediante torrent. Apenas 12 horas después había vendido 50.000 copias, con lo que consiguió recuperar el coste de todo el experimento.

Con este movimiento, C.K. se unió a compañías como Amazon y se saltó a todos los intermediarios. Además, lo hizo pensando únicamente en lo que sería más cómodo para el público, sin preocuparse por la piratería.

La grabación de la actuación costó aproximadamente 170.000 dólares, aunque este dinero se obtuvo principalmente con la venta de las entradas para la misma, explica el cómico en su web. Por otro lado, la creación de la página tuvo un coste de unos 32.000 dólares.

Tras varias pruebas para asegurarse de que todo funcionaba correctamente, comenzaron a venderse las descargas el 10 de diciembre. 12 horas después se alcanzaron las 50.000 compras, es decir, unos ingresos de unos 250.000 dólares, más de lo gastado en producción y creación de la web.

Tres días más tarde (el día 13) ya se habían vendido más 110.000 copias de la actuación, lo que supone más de medio millón de dólares. Según explica C.K., tras restar gastos como los costes de transacción de PayPal, todavía supera los 200.000 dólares de beneficio.

No obstante, esta cantidad es menor de lo que podría haber obtenido si hubiese firmado un contrato con una compañía para que se encargase de la distribución. Además, en ese caso no se habría tenido que ocupar de editar el contenido ni de subirlo a su web.

Sin embargo, esta compañía habría cobrado un precio mayor a los usuarios y habría incluido restricciones regionales. Asimismo, tendrían derechos sobre el material y sobre los datos privados de los compradores.

Por lo tanto, el cómico seguirá utilizando este método de distribución. “Mi objetivo es poder llegar al punto en el que cuando venda algo, ya sean vídeos, discos o entradas para mis giras, lo haga desde aquí”. Asimismo, continuará siguiendo el modelo de “mantener los precios tan bajos como sea posible” y de mantener la menor cantidad de gente posible entre el público y él en la transacción.

“He aprendido que el dinero puede ser muchas cosas. Puede ser algo que es acaparado, por lo que se lucha, protegido, robado y retenido. O puede ser como una energía, propulsado por el deseo, la voluntad, el interés creativo y la necesidad de reír de grandes grupos de personas”.

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top