Tecnología

Los wearables duplicarán sus ventas entre 2017 y 2021

Fitbit retira sus pulseras ‘Force’ del mercado tras las denuncias por sarpullidos

El paso de pulseras básicas -ligadas principalmente al deporte- hacia relojes inteligentes y ropa vestible harán vibrar el mercado de los wearables en los próximos años, según IDC.

Los wearables son la eterna promesa de la electrónica de consumo, ya que desde el lanzamiento del primer Apple Watch no se ha hecho más que pronosticar la explosión de esta categoría de productos… sin mucho acierto por el momento. La mayoría de analistas siguen considerando estos dispositivos vestibles como un elemento en pleno ‘hype’, pese a que las primeras pulseras conectadas ya tienen bastantes años de vida.

Pero los estudios mantienen la esperanza, esa ilusión por consolidar los wearables como una tendencia de éxito. El último informe que hemos conocido en esa línea es el publicado hoy por IDC, según el que se estima que este curso se han vendido unos 113,2 millones de unidades, con la estimación de que esta cifra crezca hasta los 222,3 millones de wearables comercializados en 2021.

1 de cada 3 wearables acaba en un cajón

Eso supone una tasa de crecimiento compuesta anual del 18,4%, porcentaje espectacular que supondría un despegue sin precedentes para este segmento de negocio. La clave de este despegue no sólo pasa por la creciente democratización de los wearables en general, sino también por el paso natural de las pulseras más básicas (como Fitbit o Xiaomi) que actualmente lideran el mercado -con un 39,8% de la tarta en este presente curso- hacia productos de mayor valor añadido, reduciendo el peso de los equipos más elementales al 21,5% de ‘market share’ a principios de la próxima década.

Poniendo cifras a este cambio de ritmo, los relojes (tanto inteligentes como básicos) están en pleno camino para liderar la industria de los wearables, pasando de 61,5 millones de unidades vendidas en 2017 a 149,5 millones en 2021 a medida que más proveedores -particularmente marcas de moda- se sumen a la tendencia y se popularice la conectividad integrada en nuestras muñecas, sin dependencia de un smartphone.

En la misma línea, IDC espera que los smart watches -principalmente gracias a la marca de la manzana mordida- vendan 71,5 millones de unidades en 2021, frente a los apenas 31,6 millones de dispositivos comercializados en este presente año.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.