Tecnología

Los videojuegos, una industria al alza en España

videojuegos-shutterstock
Escrito por Iván Durán

Los videojuegos generan cada vez más interés entre los jóvenes españoles, muchos de los cuáles quieren dedicarse a este mundo de forma profesional, explica Guillermo Castilla, profesor de la UEM, quien nos ofrece su visión sobre este mercado, sus principales barreras y su futuro.

Los videojuegos, una industria que conecta a muchos usuarios y que sitúa a España en el quinto puesto en Europa y el décimo del mundo en lo que respecta al gasto realizado por parte de los usuarios, según datos de Newzoo, ha llegado a superar al cine o a la música en estos últimos años. Sin embargo, España no es un país inversor en tecnología, lo que le coloca en los puestos de la cola en cuanto a desarrollo del mundo virtual. No obstante, el interés que está generando este mundo entre los estudiantes españoles como futura profesión y modelo de negocio está siendo cada vez mayor. “Hay muchísimos jóvenes interesados en el negocio de las videoconsolas”, cuenta a TICbeat Guillermo Castilla, profesor de la Universidad Europea de Madrid (UEM) y responsable del curso online ‘Creación y Desarrollo de Videojuegos y Gamificación’ que ofrece el centro educativo. “Prueba de ello es que a este curso ya se han inscrito más de 7.000 estudiantes en pocas semanas”.

Principales barreras de crecimiento

“Las principales barreras que veo en el mercado de los videojuegos es que éstos y las videoconsolas se asocian con cosas de niños pequeños”, dice Guillermo Castilla. Y es que en España muchas veces puede llegar a dar vergüenza decir que nos gustan los videojuegos, mientras que en otros países como Estados Unidos o Japón no ocurre así y, de hecho, éstos destacan por la elevada inversión que realizan en esta materia. Como bien añade Castilla, “si se comparasen cifras de rentabilidad con otros mercados mucha gente se quedaría sorprendida. Esta industria no es peor inversión que la del cine, literatura, etc.”.

El creciente interés por este mercado y sus buenas perspectivas de futuro han hecho que algunas universidades españolas comiencen a dar charlas y formación acerca de esta temática. De momento, “la única salida que puede haber si en realidad se está interesado en proyectar una carrera dedicada al mundo virtual es realizar un Grado asociado con ello y posteriormente un Máster especializado en los videojuegos”, afirma el experto, quien añade que esto no quiere decir que las universidades españolas no estén preparadas para enseñar a sus alumnos a crear un mundo virtual.

Un ejemplo claro de que en España se pueden crear conceptos innovadores e interesantes es Deadlight, un videojuego que se sitúa en el segundo puesto de ventas de Microsoft según ha dado a conocer la propia empresa, con 53.000 copias vendidas, solo por detrás de Tony Hawk´s Pro Skater HD, con 98.000 ventas. Deadlight ha sido creado por la productora española Tequila Works, que comenzó a funcionar en 2009 y se encuentra entre grupos de alta reputación del sector puede Blizzard, Pyro Studios, Sony Computer Entertainment Europe o Mercury Steam.

El futuro de los videojuegos

El auge que están teniendo los juegos en los dispositivos móviles (smartphones y tabletas especialmente) no influye en la compraventa de los videojuegos para las consolas. Según un estudio realizado por la consultora Gartner, el negocio tradicional duplicó sus ingresos de 2013 con respecto al año 2012. En realidad, el surgimiento de empresas de mediano tamaño, enfocadas en la innovación y en este nuevo tipo de juegos es bueno para el negocio de los videojuegos en general, señala Castilla, ya que gracias a los nuevos conceptos que están sacando al mercado se está intensificando la venta. Además, tampoco afecta a las empresas grandes ya que los usuarios no van a dejar de comprar un Call of Duty, un GTA o un Assasins Creed porque se descarguen un Angry Birds.

Por otro lado, debido a la reciente salida que han tenido en el mercado la PlayStation 4 y la Xbox One, este comercio seguirá intensificándose y elevando sus datos de ventas. Sin embargo, el profesor cree que “las nuevas videoconsolas no han supuesto un cambio tan grande respecto a las generaciones precedentes como ocurrió en casos anteriores”, y añade que las dos citadas consolas “son hermanas gemelas”, ya que tienen los mismos usos y los videojuegos son prácticamente los mismos tanto para una como para la otra: “El bombo que están dando tanto Sony como Microsoft es para mostrar una competencia de cara a la galería”.

Sobre el autor de este artículo

Iván Durán

Nacido en Madrid allá por el 1992. Periodista formado en la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada. Aprendiendo a redactar y especializándome en contenidos tecnológicos en TICbeat