Tecnología

Los robots serán un peligro hasta que las empresas de IA reconozcan los riesgos

inteligencia artificial

En una publicación del MIT el experto en IA Kai-Fu Lee dejó claro que, para salvarnos de la amenaza que suponen los robots en el ámbito laboral, es fundamental que las compañías tecnológicas reconozcan los riesgos de la Inteligencia Artificial.

Kai-Fu Lee, el fundador y CEO de Sinovation Ventures y presidente de Sinotation Ventures Artificial Intelligence Institute, ha dejado hablaro alto y claro en su última publicación para el MIT: la solución para evitar que los robots nos quiten el empleo es que las compañías tecnológicas reconozcan la amenaza que supone la Inteligencia Artificial para los trabajadores.

Los avances en el campo de la inteligencia artificial son más rápidos que nunca propiciado por una lucha entre Estados Unidos y China, dos competidores que están cada vez más empatados…y se podría decir que el gigante asiático incluso va un paso por delante.

Para empezar, la mano de obra en China dedicándose a la inteligencia artificial crece a un ritmo que otros países no pueden seguir, cada vez son más los jóvenes que optan por meterse en esta industria. Ya no imitan a otras compañías, ahora su objetivo es superarlos.

Además, tiene muchos más datos; la cantidad de usuarios en Internet o con teléfonos móviles en China triplica la cifra en Estados Unidos. A esto se le suma que casi todos los pagos de llevan a cabo de manera electrónica y hasta las bicis eléctricas generan una ingente cantidad de información – 300 veces más que en EEUU.

Por último, influyen los objetivos del gobierno chino, que ha convertido la IA en una de sus primeras prioridades. Se han propuesto convertirse en un núcleo para la innovación de la inteligencia artificial para 2030. No es sorprendente que Estados Unidos haya puesto el turbo en vista de la presión que siente por los rápidos avances de su contraparte.

No obstante, esta batalla beneficia poco a los trabajadores. “Pronto será evidente que la mitad de nuestras tareas laborales pueden hacerse casi sin coste por robots y IA. Esta será la transición más rápida que ha experimentado la especie humana, y no estamos preparados para ella“, explica Lee.

¿Podría la inteligencia artificial provocar una guerra nuclear?

El experto en IA sabe que no todo el mundo coincide con su punto de vista. Explica que asumir que nuevos puestos aparecerán como en pasadas revoluciones es peligroso. Asegura que, mientras algunos trabajos funcionan mejor combinando robots y humanos, no es el caso de la gran mayoría. Por último, coincide en conceder una renta básica universal ayudaría a los desplazados económicamente, pero no supliría su pérdida de dignidad o necesidad de sentirse útiles.

No obstante, considera que las personas realmente peligrosas son aquellas que niegan cualquier riesgo de los robots en el ámbito laboral: las grandes compañías de IA. “Es desafortunado que los expertos en IA no estén intentando resolver el problema. Lo que es peor, e increíblemente egoísta, es que hasta se nieguen a reconocer que el problema existe en un primer momento“.

La solución para que la IA no nos coma, según Lee, es ir con la verdad por delante. Una vez que se reconozca el problema “Tenemos que encontrar trabajos que la IA no pueda hacer, y entrenar a la gente para que los haga. Tenemos que reinventar la educación“, explica el empresario, que confía en que si actuamos rápido y de manera racional podremos sacar el lado bueno de esta revolución en vez de hundirnos con el malo.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.