Tecnología

Los rasgos que caracterizan a una persona con alta inteligencia emocional

inteligencia emocional

La inteligencia emocional cada vez se valora más en el ambiente laboral. Se trata de un conjunto de rasgos personales que te diferenciarán del resto. Y tu, ¿tienes alta inteligencia emocional?

Tradicionalmente eran considerados más inteligentes aquellos individuos con mayor coeficiente intelectual; no obstante, el paso de los años ha revelado otro tipo de inteligencia más ligado al comportamiento social.

Se trata de lo denominado inteligencia emocional, una cualidad calificada como intangible pese a su elevada relevancia.

Aquellos con mayor inteligencia emocional están capacitados para gestionar las emociones propias y ajenas. Influye en la manera en la que nos comportamos y nos enfrentamos a retos en sociedad; así, también afecta a nuestra capacidad de decisión y de lograr resultados positivos.

Elon Musk da una lección de inteligencia emocional el trabajo

En un artículo publicado en el Huffpost, Travis Bradberry, coautor de ‘Emotional Intelligence 2.0’, reveló los los rasgos propios de una persona con alta inteligencia emocional:

  • Clasificas mejor tus emociones: Al parecer tan sólo un 36% de las personas saben interpretar e identificar correctamente sus emociones. Carecer de esta habilidad provoca que las decisiones se tomen irracionalmente en base a una emoción identificada equívocamente. Por ejemplo, algunos individuos con menos inteligencia emocional tal vez describan su sentimiento como “malo”, mientras que otros serán más específicos empleando términos como “nervioso”, “frustrado” o “irritable”.
  • Sientes curiosidad por las personas: La curiosidad puede equivaler en muchas ocasiones a la empatía, una de las principales claves para tener alta inteligencia emocional. Cuanto más te preocupes por las personas y su situación, más curiosidad sentirás.
  • Aceptas los cambios positivamente: Saber adaptarse a los cambios es clave para tener inteligencia emocional. Las personas más inteligentes emocionalmente saben que el miedo a cambiar sólo les frenará, y se enfrentan al mismo eficazmente.
  • Sabes cuáles son tus fortalezas y debilidades: Conocer bien tus puntos fuertes, así como los más débiles, significa que eres una persona con inteligencia emocional. Así, es importante también que identifiques qué ambiente y situación favorece tu desempeño.
  • No te ofendes fácilmente: Sabes quién y cómo eres, así que es difícil ofenderte. Tomarse las cosas con humor suele ser clave en una persona con inteligencia emocional.
  • Eres muy intuitivo: Sabes interpretar a las personas, entender cómo son y las circunstancias por las que están pasando.
  • Sabes cómo decir que ‘no’: Las personas con inteligencia emocional suelen caracterizarse por ser racionales e identificar su límite. Saber decir que ‘no’ es síntoma de autocontrol y organización, ya que de lo contrario posiblemente te sometas con mayor frecuencia a situaciones estresantes.
  • No te atascas en tus errores: Si tienes inteligencia emocional probablemente tengas mayor capacidad para aceptar tus fallos. Esto no implica que te olvides de ellos por completo, más bien aprendes de los mismos y los tienes en mente para no repetirlos en el futuro; pero el fracaso no te frena, más bien te motiva a ser mejor. Así, tampoco buscas la perfección, sino te centras en lo que has logrado y lo que conseguirás más adelante.
  • Dar sin recibir a cambio: Pensar en el resto sin esperar nada a cambio es un rasgo muy característico de las personas con inteligencia emocional.
  • Sabes tratar con las personas tóxicas: Obviar una actitud negativa es muy complejo, pero se trata de una característica fundamental en una persona con inteligencia emocional. Generalmente suelen identificar sus propias emociones y no dejar que las de la otra persona influyan negativamente en ellas. Así, intentan ponerse en su lugar para entender y manejar la situación mejor. Si tienes dificultades con este aspecto descubre cuáles son las claves para lidiar con tu compañero que no sabe trabajar en equipo y adopta técnicas para calmar discusiones en el trabajo.
  • Aprecias lo que tienes: Ser agradecido por lo que tienes mejora tu humor notablemente, un rasgo propio de las personas con inteligencia emocional. Así, suelen evitar detenerse en los pensamientos negativos, ya que cuanto más importancia les das, más poder tendrán.
  • No permites que nadie disminuya tu felicidad: Si te sientes satisfecho con tu labor, las opiniones negativas del resto no te influirán tanto. Tiendes a no compararte con los demás y sabes como tomarte una crítica constructiva.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!

  • Frank Caita Coronado

    Me encantan los tips.