Tecnología

Los planes de Obama para la conducción autónoma

Jurvetson_Google_driverless_car_trimmed
Escrito por Redacción TICbeat

La administración estadounidense anunciará hoy las medidas con las que pretende impulsar esta nueva tecnología, todavía plagada de interrogantes.

A Barack Obama le queda poco en el poder -la Constitución estadounidense establece que el mandato del presidente debe limitarse a dos legislaturas, y él está a punto de concluir la segunda-, pero parece que no quiere marcharse sin dejar su impronta en una cuestión que dará y ya está dando mucho que debatir: la de los coches sin conductor.

Según publica la agencia de noticias Reuters, que cita a fuentes del gobierno, a lo largo de hoy la administración Obama anunciará qué planes tiene para impulsar el desarrollo de coches sin conductor. Será en Detroit, la misma ciudad en la que ayer Google también habló de su hoja de ruta al respecto, donde el responsable de la Administración Nacional de Seguridad en Autopistas, Mark Rosekind, detalle en qué consistirán dichos planes. Todavía no existe un marco legal respecto a este tipo de conducción en Estados Unidos y, como ya dijo en diciembre, Rosekind no considera que lo apropiado sea un mosaico de legislaciones estatales diferentes. Ya entonces prometió trabajar para establecer reglas únicas, aunque flexibles.

Pese a que, de momento, solo hay prototipos y experiencias de circulación en pruebas, el tema ya ha abierto muchos interrogantes, la mayoría de ellos relacionados con la seguridad vial. Por ejemplo, en un informe remitido recientemente a las autoridades californianas y recogido por The Wall Street Journal, Google, inmersa en la conducción autónoma a través de su proyecto Google Car, ha reconocido que en los últimos 14 meses de circulación en pruebas se produjeron en sus vehículos 13 incidentes que, de no haber viajado un humano a bordo que finalmente lo evitó, se habrían traducido en colisiones con otros coches u objetos.

California es, precisamente, uno de los escenarios principales de la controversia que producen estos proyectos. Existe en este estado una proposición de ley que sugiere que los futuros coches sin conductor deberán ser manejados únicamente por personas con un permiso especial para ello, distinto, incluso, del carné ordinario de conducir, mientras que Google sigue defendiendo que, para sus ingenieros, los Google Cars han de ser una forma de que todo el mundo pueda desplazarse en coche, incluso quien no quiere conducir.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.