Tecnología

Los ordenadores cuánticos y la revolución del análisis de datos

ordenadores cuánticos
Escrito por Redacción TICbeat

No hay duda de que los datos están cambiando la manera en la que trabajamos. Al día producimos 2,5 exabytes de información (1018 bytes). La computación cuántica podría ayudar a identificar, recopilar, traducir y analizar todos esos datos en cuestión de segundos.

Todo tiene un límite y los ordenadores tal y como los conocemos hoy, aunque parezca que son un saco de almacenamiento y procesamiento de datos sin fin, también. Al día producimos el equivalente a la información y documentación que albergan 250.000 bibliotecas o el contenido de cinco millones de ordenadores portátiles.

Estamos en los límites de la potencia de procesamiento de datos de las computadoras tradicionales y, sin embargo, seguimos creando y compartiendo información en la red. Contribuyendo día a día a la expansión y crecimiento de lo que conocemos como Big Data. Pero ¿cómo es posible almacenar tanta información? ¿Existe una tecnología capaz de recopilar y analizar todos esos datos? Sí, existe, es la computación cuántica.

Cómo el análisis de datos ha transformado el mundo del deporte

Más de 3,2 millones de usuarios están conectados a Internet y comparten 9,722 pines en Pinterest, 347,222 tweets, 4,2 millones de Facebook, según un artículo de Bernard Marr publicado en Forbes. A eso hay que sumarle los datos que creamos al tomar fotografías, grabar vídeos, guardar documentos, abrir cuentas en redes sociales, etc.

No hay duda de que los datos están revolucionando la manera en la que trabajamos. Cada vez es más frecuente que las empresas consideren el dato como un activo estratégico que sobrevivirá y prosperará.

La clave está en identificar qué necesidades de datos existen, qué métodos utilizar para recopilarlos y, lo que es más importante, cómo traducir los datos en información valiosa que ayude a la organización en la toma de decisiones empresariales y en su rendimiento.

Solucionar problemas complejos

A pesar de que la teoría sobre cómo construir un ordenador cuántico está clara ninguna de las empresas líderes en el sector se ha aventurado a dar el primer paso para fabricarlo. De momento sólo hay prototipos que demuestran que la computación cuántica es capaz de resolver problemas complejos en cuestión de segundos.

Cuando alguna de los grandes consiga construir una computadora cuántica comercialmente viable, es posible que estos ordenadores sean capaces de completar cálculos que hasta el momento con la tecnología existente es prácticamente imposible.

Los científicos saben qué programas tienen que ejecutar o cómo tienen que funcionar. Aun así, el problema es que para fabricarlos necesitan unas condiciones muy concretas. Aun no se tiene la tecnología necesaria para dominar los fenómenos extraordinarios que caracterizan a la física cuántica, de ahí la dificultad de construir un ordenador cuántico.

De momento, sólo Google y la NASA investigan con D-Wave 2x posibles aplicaciones de la computación cuántica en la Inteligencia Artificial y el Aprendizaje Automático.   

La clave del éxito es traducir los problemas del mundo real al lenguaje cuántico. La complejidad y la cantidad de datos que producimos crecen más rápido que los recursos informáticos. Esto supone un problema para nuestro tejido informático ya que mientras que los ordenadores de hoy en día se esfuerzan o incluso no pueden resolver algunos problemas, el reto es que se espera que esos mismos problemas se resuelvan en segundos gracias al poder de la computación cuántica.

Si hay algo que se puede ver beneficiado por los avances de la tecnología de la computación cuántica esas son la Inteligencia Artificial y el Aprendizaje Automático. De hecho, los algoritmos de la computación cuántica ya nos permiten mejorar el aprendizaje automático.

Debido al crecimiento de datos en tan poco tiempo, la arquitectura de la computadora tradicional también se ha visto afectada y requiere la necesidad de un enfoque computacional diferente para manejar toda esa gran cantidad de información.

Por tanto, otra forma en que la computación cuántica supone una revolución es por su capacidad para muestrear los datos y optimizar todo tipo de problemas que encontramos desde el análisis de cartera hasta las mejores vías de entrega e incluso ayudar a determinar cuál es el protocolo óptimo de tratamiento y medicina para cada paciente.

Las computadoras cuánticas están mejor equipadas para resolver problemas secuenciales de manera eficiente. Sólo hay que pensar en el poder que la computación cuántica daría a las empresas, incluso a los consumidores, a la hora de tomar mejores y óptimas decisiones. Este quizás sería un buen argumento para convencer a las compañías para invertir en esta nueva tecnología cuando esté disponible.

Crear patrones con Big Data, el reto de la computación cuántica

Se espera que la computación cuántica sea capaz de detectar conjuntos de datos muy grandes sin clasificar y descubrir patrones o anomalías de forma muy rápida. Además, sería posible para los ordenadores cuánticos acceder a todos los elementos de varias bases de datos al mismo tiempo e identificar similitudes en cuestión de segundos. Esto en teoría ya es posible con dos ordenadores en paralelo comprobando uno por uno todos los registros, lo cual lleva mucho tiempo.

Los ordenadores cuánticos podrían, además, ayudar a integrar datos de diferentes conjuntos de datos. Cuando los ordenadores cuánticos sean una realidad ayudarán a integrar datos de diferentes conjuntos de datos. Esto no será posible sin la intervención de la mano del hombre al menos al principio. La participación humana es clave para ayudar y enseñar a los ordenadores a aprender a integrar datos en el futuro. Por ejemplo, si un equipo de investigación quiere comparar diferentes fuentes de datos sin conexión, el ordenador tendría que entender primero la relación existente entre los esquemas antes de comparar esos datos.

El análisis rápido y efectivo de grandes cantidades de datos, así como la integración de los mismos en procesos que mejorarán y transformarán el aprendizaje de las máquinas y las capacidades de la Inteligencia Artificial está cada vez más cerca, sólo necesitamos que alguna empresa de la industria tecnológica de el paso de fabricar ordenadores cuánticos.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.