Tecnología

Los mitos más extendidos sobre los negocios online

Estos son los mitos más extendidos en torno a los negocios online

Existen muchos conceptos erróneos y mitos extendidos en torno a los negocios online. Desde Host Europe repasan algunos de los más difundidos y dañinos que debes revisar y cambiar.

Si estás a punto de lanzarte a la piscina del emprendimiento o tienes alguna buena idea de negocio online en mente que te gustaría llevar a cabo es importante que no caigas en el error de creerte todos los mitos y estereotipos falsos que circulan sobre este tipo de compañías o proyectos.

10 negocios rentables que triunfarán en 2017

Desde el blog de Host Europe apuntan hacia seis mitos que pueden hacerte pensar quede forma errónea que fracasarás incluso antes de haberlo intentado o incluso, te disuadirán de emprender en un negocio online.  Son los siguientes.

Mitos populares sobre los negocios en la red

  • Es imprescindible tener una idea totalmente nueva y original: Es falso que el éxito deba partir de una idea de negocio absolutamente novedosa. De hecho, existen múltiples negocios online rentables que adaptan ideas más tradicionales o reciclan ideas de otras compañías. Debes detectar cuáles son tus oportunidades en el mercado y los sectores y tendencias en auge.
  • Necesitas muchísimo dinero para llevarlo a cabo: Este absurdo mito no tiene pies ni cabeza, ya que depende de las características de tu empresa, su tamaño –no es lo mismo una startup que una multinacional o una micropyme-, sus planes de expansión internacional, el número de empleados, las vías de financiación o las características del producto o servicio que vaya a ofertar. De hecho, hace muy poco te dábamos estas 20 ideas de negocio para 2017 por menos de 5.000 euros.
  • Es indispensable tener muchos ingresos: Aunque es lógico que aspires a hacer bastante dinero con tu proyecto, es perfectamente plausible llevar a cabo un negocio digital rentable sin registrar ingresos descomunales. Lo que sí es muy importante es tener un control del flujo de gastos e ingresos, así como de las vías posibles para aumentar la rentabilidad.
  • No hay que responder ante nadie: Una cosa es que seas trabajador por cuenta propia y no dependas, de forma literal, de un jefe, pudiendo planificar y controlar tus horarios o el devenir de tu negocio, pero esto no es equivalente a ser completamente independiente. Deberás responder de la mejor forma posible ante clientes, accionistas, inversores, entidades bancarias, usuarios online y proveedores. 
  • No tienes nada que hacer ante las grandes empresas: Una cosa es tener los pies en el suelo y no intentar estar a la altura de gigantes como Amazon o eBay y otra muy distinta, tirar la toalla antes de tiempo y pensar que este tipo de competidores anularán o aplastarán el producto o servicio que deseas ofrecer. Es fundamental escoger buenos recursos digitales, orientarte a un nicho de cliente específico y cuidar la calidad, el precio competitivo, la logística o la atención al cliente
  • Debes hacerlo todo tú mismo: ¡Craso error! La fórmula del éxito pasa por delegar responsabilidades en profesionales especialistas de cada tarea. Debe ser un programador el encargado de desarrollar tu web, un community manager el responsable de Social Media o un diseñador de producto, aquel destinado a mejorar lo que ofreces a los clientes. Prioriza tu tiempo e invierte dinero para equilibrar la balanza si estás falto de experiencia en un área determinada.

Vía | Host Europe

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.