Tecnología

Los mejores clientes de correo para tu ordenador

Trucos correo Gmail

Te explicamos qué es un cliente de correo electrónico, qué ventajas tiene un cliente de escritorio frente a la versión web de tu email y las principales plataformas disponibles en el mercado.

Aunque las redes sociales le han restado protagonismo como medio de comunicación por excelencia, lo cierto es que el correo electrónico sigue siendo el mecanismo más utilizado en todo el mundo, especialmente en el ámbito profesional, para enviar textos, imágenes y todo tipo de archivos adjuntos.

Y, si en los anales de Internet, los usuarios del email tenían que contar con un servidor donde alojar, enviar y recibir sus mensajes, la progresiva popularización de servicios en la nube de masas (como Gmail o Hotmail, ahora reconvertido en Outlook.com) han simplificado y democratizado el acceso a esta tecnología a la práctica totalidad de los usuarios.

Pero este tipo de plataformas cloud, cada vez más usadas también en el ámbito laboral, no siempre responden a las necesidades exactas de funcionalidad que requieren sus consumidores, que demandan determinadas características avanzadas no incluidas en las webs de estos proveedores o no accesibles a simple vista.

Además, no es nada extraño en la actualidad contar con una cuenta de correo electrónico personal en un servicio determinado y con otra dedicada a tareas profesionales, quizás alojada en otro proveedor cloud o, directamente, en los propios servidores de la empresa para la que trabajamos.

¿Cómo integrar distintas cuentas de correo electrónico en una misma interfaz, personalizable y con opciones avanzadas que nos ayuden a exprimir al máximo nuestro email?

¿Por qué se usa la arroba (@) en las direcciones de correo electrónico?

La receta para lograr todo esto recibe el nombre de “clientes de correo electrónico”, programas de ordenador o apps móviles que se conectan a nuestras distintas fuentes de email para permitirnos trabajar con ellas desde su propia plataforma.

En ese sentido, y teniendo en cuenta que el ordenador de toda la vida sigue siendo el principal dispositivo de trabajo para la mayoría de empleados, repasamos algunas alternativas que pueden facilitarnos la vida entre mensaje y mensaje.

¿Qué ventajas tiene un cliente de correo electrónico?

En general, todos los clientes de correo electrónico disponibles en el mercado ofrecen ciertas ventajas más o menos fijas respecto a nuestro servicio de mail en la nube.

Una de las más valoradas por los clientes es poder trabajar con los correos aunque no haya conexión a Internet, pudiendo acceder al histórico de mensajes y recuperar cualquier contenido en cualquier momento y lugar.

Asimismo, los clientes de escritorio suelen ofrecer interfaces más personalizables, con la opción de crear nuestras propias barras de herramientas con las opciones que usemos de manera más frecuente.

Por otro lado, algunos de los programas que cumplen con esta función ofrecen una mayor integración (o, al menos, más sencilla) con otros software que podamos utilizar en nuestro día a día, desde el propio sistema operativo (pudiendo realizar búsquedas integradas en Windows o a través de Cortana) hasta programas empresariales como el CRM (Customer Relationship Management), por ejemplo.

Y ello sin contar con una ventaja que, si bien no aporta nada desde un punto de vista funcional, sí que lo hace desde una perspectiva psicológica o de comodidad en el uso: su apariencia gráfica. Hay usuarios que no consiguen sentirse cómodos con la imagen y estética de los servicios de mail en la nube y prefieren una apariencia de programa informático más al uso, convencional, a la que ya están acostumbrados.

Las principales alternativas en el mercado

Entre los distintos correos de escritorio para gestionar nuestros mails hay una opción que destaca sobremanera por encima de cualquier otra: Outlook.

El aplicativo de Microsoft es la opción más utilizada en todo el mundo por empresas de todo tipo de tamaño y condición debido a que también es uno de los programas más longevos y a su fabulosa compenetración con el resto de la suite ofimática Office, dentro de la cual se integra. ¿Su gran inconveniente? Es de pago y muy centrada en el ecosistema Windows.

Outlook

El principal contendiente de Microsoft en este nicho de mercado es Mozilla, que con Thunderbird ofrece funcionalidades similares de forma gratuita, una mayor capacidad de integrarse en otros sistemas operativos, como Mac y Linux, y dispone además de una apariencia gráfica más moderna y cuidada.

Otra posibilidad que debe contemplarse a la hora de elegir un cliente de correo electrónico es Postbox, una app de pago de que proporciona una extrema versatilidad, incluso con la posibilidad de integrar redes sociales en su panel de control para poder gestionar al mismo tiempo Facebook, Twitter o LinkedIn junto a nuestros emails.

5 conversaciones que no debes tener nunca por tu correo profesional

Una de las propuestas más recientes es Nylas N1. Se trata de una alternativa de código abierto capaz de trabajar con los proveedores más habituales (Gmail, Exchange, Outlook.com, Yahoo, iCloud…) y que funciona en todas las plataformas del mercado -Windows, Linux y Mac-, así como también dispone de un portal web al que acceder a las mismas funcionalidades.

Su diseño recuerda al de Gmail en cuanto a su sencillez y disposición de menús, una simplicidad que podremos completar con todos aquellos plugins que creemos sobre su código.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.