Tecnología

Los ‘hackers’ de Jeep, contratados por Uber

jeep
Escrito por Marcos Merino

Hace un mes mostraron al mundo cómo hackear un Jeep Cherokee en movimiento. Hoy, Uber les ficha para desarrollar su propia flota de coches autónomos.

Recientemente, los investigadores de ciberseguridad Charlie Miller y Chris Valasek han logrado ser noticia gracias a su capacidad para localizar y explotar brechas de seguridad en varios modelos de coches inteligentes: ambos emprendieron en 2012 una investigación que les llevó a localizar brechas de seguridad muy relevantes en dos modelos de coches conectados: el Ford Escape y el Toyota Prius. Sus investigaciones continuaron y, hace poco más de un mes, mostraron al mundo cómo hackear un moderno Jeep Cherokee de 2014 en movimiento y de forma remota, llegando a encender el aire acondicionado, la música y el limpiaparabrisas, a monitorizar su GPS, y a apagar de repente el motor del vehículo.

Entonces, Valasek afirmaba lo siguiente: “La gente lleva mucho tiempo teorizando sobre la posibilidad de que haya ataques remotos, de modo que lo hacemos para que no se den áreas grises desde la perspectiva de los fabricantes acerca de lo lo que es posible hacer”.

Contratación por Uber

La visibilidad obtenida por ambos investigadores tras esta hazaña se ha traducido ahora en su contratación para trabajar en el laboratorio de investigación del Centro de Tecnologías Avanzadas que Uber ha construido en Pennsylvania, como el propio Miller anunció en Twitter y confirmó el propio director del centro dándoles la bienvenida por el mismo canal.

Desde mañana martes, Miller (que ha abandonado su puesto de trabajo en Twitter) y Valasek (que ha hecho lo propio en la compañía de seguridad IOActive), empezarán a trabajar en un departamento que cuenta con docenas de expertos en vehículos autónomos procedentes de la Universidad Carnegie Mellon (una institución cuyos investigadores han llevado a cabo importantes avances en materia de robótica, llegando a participar en el desarrollo de vehículos de exploración espacial).

Un portavoz de Uber confirmó que el papel del dúo de investigadores será el de “continuar el desarrollo de una estrategia de seguridad que logre ser mundialmente reconocida”.

Uber persigue su propia flota de coches autónomos

En dicho Centro de Tecnologías Avanzadas, la pujante compañía de transporte lleva desde el pasado febrero incursionando en campos como la ciberseguridad, la cartografía… y el desarrollo de sus propios coches autónomos, por lo que supone un movimiento lógico por parte de Uber atraer a quiénes han sido capaces de desvelar las vulnerabilidades de la competencia, para evitar repetir sus mismos errores: el propio CEO de Uber, Travis Kalanick, confirmó hace tiempo que su compañía espera poder contar algún día con una línea propia de vehículos autónomos capaces de reemplazar a su flota de conductores, siempre y cuando el cambio sea rentable en términos económicos.

En ese sentido, el pasado martes Uber anunció una alianza con la Universidad de Arizona, ofreciendo financiación para desarrollar una tecnología de mapeo que tiene previsto poner a prueba en las calles de Tucson (Arizona) antes de aplicarlo a su futuro coche autónomo. Antes de eso, en marzo, ya había adquirido una compañía californiana de cartografía digital, deCarta.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.