Tecnología

Los españoles, entre los europeos que menos idiomas saben

espanoles-europeos-menos-idiomas-aprenden
Escrito por Ana Muñoz

Los españoles están entre los europeos que menos idiomas estudian, a pesar de que esta habilidad aumente un 40% las posibilidades de acceder a un empleo.

Los idiomas son uno de los puntos flacos de los españoles. Y es que, pasen los años que pasen, seguimos estando a la cola de Europa.

Los últimos datos de Eurostat ponen de manifiesto que sólo el 25% de los estudiantes de secundaria aprenden dos o más idiomas. La fotografía con el resto de ciudadanos europeos nos deja en mal lugar, ya que or detrás de nosotros sólo se encuentran los irlandeses, portugueses, británicos y griegos.

Liderando este ranking se encuentran países como Finlandia, República Checa, Francia y Luxemburgo, que cuentan con tasas por encima del 94%, mientras que en otros como Suecia, Croacia y Bélgica el porcentaje supera el 80%. La media en la UE ronda el 50,3%, una cifra nada despreciable.

En el caso de Reino Unido e Irlanda, el bajo número de estudiantes que aprenden un segundo idioma se debe al hecho de que el inglés es su lengua materna y, por lo tanto, tienen menos problemas a la hora de buscar un puesto internacional.

Lingbe, una app revolucionaria para practicar idiomas hablando con nativos

El no estudiar un segundo idioma dificulta en un 40% las posibilidades de acceder a un trabajo, ya que es un valor diferencial clave en un proceso de selección debido a la internacionalización de las empresas.

De hecho, el 26% de las ofertas de empleo actuales exigen, como mínimo, un segundo idioma, siendo el inglés el más demandado. También son especialmente valorados el francés, alemán, el chino o el árabe. En los dos últimos casos, estas lenguas son imprescindibles en trabajos relacionados con el comercio internacional.

En el caso de España, el conocimiento de inglés es bastante variado. El 33,7% de los profesionales se consideran bilingües, un 44% asegura tener nivel medio y un 22,3% afirma que tiene un nivel básico.

En definitiva, aún seguimos a la cola de Europa en lo que a idiomas se refiere.

Vía | Idealista

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.