Tecnología

Los empleados de Google, en contra de volver a China acatando la censura comunista

Estos son todos los datos que Google conoce acerca de ti

Los trabajadores de Google se muestran críticos con el secretismo mostrado por la multinacional en su acercamiento al mercado chino con el proyecto Dragonfly. “Los empleados necesitamos saber qué estamos construyendo y un compromiso con procesos claros y abiertos”, dicen en una carta pública.

En 2010, Google abandonó el mercado chino ante las intensas peleas que el popular buscador mantenía con el gobierno de ese país a propósito de la estricta censura a la que se sometían los resultados de sus búsquedas y después de sufrir distintos ciberataques provenientes del sector público. Sin embargo, en 2016 la compañía norteamericana anunciaba su intención de volver a operar a pleno pulmón en el Gigante Asiático.

Esa pretensión podría verse culminada próximamente de fructificar el proyecto Dragonfly: un buscador negociado con el gobierno chino que censuraría contenidos críticos con el régimen comunista y el filtro de términos como libertad, derechos humanos, democracia, religión y protesta política. Como ya os contamos en este artículo, este buscador ‘capado’ podría entrar en funcionamiento dentro de 6-9 meses tras la aprobación regulatoria.

Pues bien, la idea de ceder ante la censura y la falta de libertad en China no ha hecho mucha gracia a los trabajadores de Google, quienes han publicado una carta abierta dirigida a Sundar Pichai y la dirección de Alphabet. En dicha misiva, los empleados critican el secretismo con el que se ha llevado a cabo este proyecto (iniciado la primavera pasada pero del que “la mayoría de profesionales solo tuvimos conocimiento a través de las noticias a principios de agosto”).

Google vuelve a chocar con la censura china y sufre el bloqueo de Gmail

“Actualmente no tenemos la información requerida para tomar decisiones éticamente informadas sobre nuestro trabajo, nuestros proyectos y nuestro empleo”, añade la carta. “Necesitamos urgentemente más transparencia, un asiento en la mesa y un compromiso con procesos claros y abiertos: los empleados de Google necesitan saber qué estamos construyendo”, defienden los desilusionados profesionales.

Recordemos que, de volver al mercado rojo, Google aceptaría pasar por el aro de la férrea censura china, iniciada en 1998 cuando el Ministerio de Seguridad Pública de ese país presentó el Golden Shield Project. Conocido popularmente como ‘El Gran Cortafuegos’ o ‘The Great Firewall’, se trata de una iniciativa destinada a vigilar y censurar contenidos en contra del régimen chino o que atentaran contra los intereses públicos.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.