Tecnología

Los ‘drones’, los mejores aliados contra la caza furtiva de animales

dron
Escrito por Iván Durán

Para proteger a los animales en Namibia se ha optado por sobrevolar el cielo de las reservas naturales mediante ‘drones’ que identifiquen a los cazadores furtivos

Un nuevo proceso de vigilancia mediante drones se empezará a llevar a cabo en la República de Namibia. Tras unas pruebas que se hicieron en noviembre del 2013, en un par de parques nacionales, el Ministerio de Medio Ambiente y Turismo (MET), ha decidido incorporar este tipo de aviones a sus reservas naturales para proteger a rinocerontes negros y elefantes. Así, los cazadores furtivos, que el año pasado mataron a unos 22.000 elefantes y 1.000 rinocerontes negros, serán grabados en el momento del crimen.

El funcionamiento de este tipo de aviones de 2 metros de largo es sencillo. Con la ayuda y experiencia del grupo WWF, asociación dedicada a la protección de la naturaleza, y la financiación de Google, manadas de elefantes, así como de los rinocerontes llevarán incorporadas unas etiquetas conectadas a radios inteligentes que permitirán a los aviones no tripulados ubicarlas en el sitio donde se encuentren.

“Abrimos nuevos caminos utilizando tecnologías que no se han integrado antes para dar una buena protección a la fauna”, dice Crawford Allan, líder del Proyecto de Tecnología de la Vida Silvestre del Crimen al WWF.


Drones “made in Spain” 

Científicos españoles, con el permiso de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), lanzaron recientemente su primer drone para el control de incendios. Ahora desde el CSIC se disponen a seguir con su marcha para proteger la naturaleza y han enviado a Sudáfrica un dispositivo con tres cámaras, una cámara de vídeo de alta definición, una cámara de foto fija y otro tercer equipo térmico para captar imágenes por la noche.

Dichos científicos han realizado ya una veintena de pruebas, sobrevolando 100.000 hectáreas de la zona de KwaZulu (Sudáfrica), para así ver la mejor disposición de los drones a la hora de atrapar a los cazadores furtivos. Y es que los drones son una propuesta alternativa frente a cualquier otro sistema de vigilancia y con un coste mucho menor .”Es crucial que llevemos a cabo pruebas de campo de los distintos métodos para encontrar la estrategia más costo-efectiva, práctica y sostenible o la combinación de estrategias”, dice Paul Schuette, uno de los colaboradores de la Universidad Estatal de Montana en Bozeman (TFN).

Durante el día de prueba se pudo ver cómo y para qué servían cada cámara. La cámara de foto fija se usó durante el día y emitió mas de 500 imágenes. La cámara térmica se utilizó en las horas en las que la luz no era suficiente para apreciar a los animales y la de vídeo durante el día, proporcionando una visión del terreno con un ángulo de 30º por debajo del horizonte.

Toda esta obsesión por la caza de rinocerontes y elefantes es porque en países asiáticos como China, Japón o Corea del Sur se cree que los cuernos de los animales proporcionan propiedades curativas. Un ejemplo claro es que, en el año 2012, un cuerno de rinoceronte blanco se llegó a vender por casi 54.000 euros.

Sobre el autor de este artículo

Iván Durán

Nacido en Madrid allá por el 1992. Periodista formado en la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada. Aprendiendo a redactar y especializándome en contenidos tecnológicos en TICbeat