Tecnología

Los consumidores rechazan el acuerdo de Google y la Unión Europea

UE
Escrito por Marcos Merino

La propuesta realizada por el buscador y que la Comisión había decidido aceptar incumpliría el principio de neutralidad exigido por la BEUC.

El BEUC (Bureau Européen des Unions de Consommateurs) es, como su nombre indica, una agrupación de 41 organizaciones de consumidores de 31 países de Europa, coordinadas desde 1962 para actuar ante las instituciones de la Unión Europea como voz de los consumidores del continente en 8 áreas prioritarias: contratos de consumo, energía, servicios financieros, alimentación, salud, sostenibilidad, recursos colectivos, y derechos digitales. Y atendiendo a este último objetivo ha sido, además, entidad observadora en la investigación antimonopolio que llevaba enfrentado a la Comisión Europea y la compañía Google desde el año 2008.

Ya os informamos en febrero de que Google había escapado de ser multada con hasta 5.000 millones de euros gracias a una solución de última hora propuesta por el buscador a la Comisión Europea y que contó con el beneplácito de ésta, por el cual la multinacional aceptaba cambiar el modo en que muestra los resultados de las búsquedas, así como someterse a la supervisión de un mandatario independiente (pero elegido por la Comisión) que vigilara el cumplimiento del acuerdo. Hay que recordar que Microsoft ya tuvo que pagar una multa de 561 millones de euros en 2012, tres años después de llegar a un acuerdo con la UE, precisamente por incumplir una parte del mismo.

Sin embargo, mes y medio después, la BEUC ha presentado una queja formal ante el ejecutivo europeo por considerar que el acuerdo al que se ha llegado no protege los derechos del consumidor, al no exigir búsquedas neutrales: M. Goyens, directora general de la organización de consumidores, explicaba que situar a tres servicios rivales (elegidos, además, discrecionalmente por Google en base a la influencia comercial de los mismos) junto a los resultados preferidos por el propio buscador “no es una decisión basada en méritos, y por tanto no puede ser neutral”. Goyens entiende que añadir tres servicios rivales al comienzo de la página de resultados da una imagen falsa de neutralidad que se pierde al empezar a desplazarse hacia la parte inferior de la misma.

El comisario de Competencia (el español Joaquín Almunia) había expresado ya en su momento, en el marco de una entrevista en el diario francés Le Monde, que esta nueva propuesta de Google contaba con “bases muy sólidas”, y que no aceptarlo sólo supondría “mucho tiempo y más incertidumbre” sin garantizar mejores resultados. Antes de eso ya había rechazado una queja contra Android en el marco de esta investigación, procedente ésta de Fairsearch Europe, una asociación de consumidores con Google con Microsoft y Oracle entre sus miembros.

Pero ahora esta nueva queja formal de los consumidores europeos da al traste con cualquier intención que pudiera tener Almunia de anunciar en breve el cierre de la investigación. El asunto sigue abierto, y las sombras de una sanción multimillonaria siguen acechando al gigante de Internet.

[Imagen extraída de Wikipedia]

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.