Tecnología

Los códigos de Google para poder acceder siempre a tu cuenta

códigos de Google
Escrito por Eduardo Álvarez

La verificación en dos pasos de Google está bien pero ¿y si tu móvil no tiene batería? En ese caso, es mejor que te haya dado por imprimir los códigos.

Desde hace algún tiempo, todas las cuentas de Google pueden ser protegidas con la verificación en dos pasos. A menos que tengas el móvil al que está vinculada tu cuenta te será absolutamente imposible entrar en ella, algo que evita posible robos y hackeos, incluso si el ladrón tiene la contraseña, una auténtica garantía.

Claro está que hay un problema importante con la verificación en dos pasos de Google: ¿qué ocurre si no tienes acceso a tu móvil? Puede haberse quedado sin batería o sin señal, en cuyo caso es imposible recibir SMS, llamadas o mensaje de desbloqueo. Estás totalmente vendido ¿o no?

Hay un viejo truco para poder saltarse la verificación en dos pasos de Google, o más bien para acceder incluso sin móvil: introducir los códigos de seguridad de tu cuenta. Evidentemente, si no puedes entrar a tu cuenta no puedes sabes cuáles son, por eso es mejor que hayas imprimido los códigos de antemano.

Llevar los tuyos apuntados en un papel en el monedero puede salvarte de más de un disgusto, ya que si no los tienes no podrás entrar a tu cuenta de Gmail hasta que vuelvas a tener batería y conexión móvil.

Estos son los móviles más vendidos en Amazon España: hay varias sorpresas

Si quieres saber tus códigos de seguridad, el proceso es bastante fácil:

  • Entra al panel de control de tu cuenta
  • Selecciona allí Inicio de sesión en Google
  • A continuación, haz click en Verificación en dos pasos
  • Ahora baja hasta Códigos de Seguridad y selecciona Configurar
  • Copia los códigos que se generan automáticamente y guárdalos en lugar seguro

Dicho sea de paso, que exista este pequeño inconveniente no quiere decir que la verificación no sea la medida de seguridad más importante que debes tomar ahora mismo. Si aún no la has activado, te explicamos cómo hacerlo en unos sencillos pasos.

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez