Tecnología

Los coches que se vendan en Europa desde 2018 deberán llamar automáticamente al 112 en caso de accidente

Algunas cosas que los Google Cars todavía no pueden hacer

El sistema eCall es una tecnología que se conecta automáticamente con el 112 en caso de accidente para agilizar la llegada de los servicios de emergencia.

La lentitud de los órganos europeos no ha impedido que, finalmente, el Parlamento Europeo haya aprobado la norma que obliga a que todos los vehículos que se comercialicen en el Viejo Continente desde abril de 2018 lleven incorporado de serie el sistema eCall, una tecnología que se conecta automáticamente con el 112 en caso de accidente para agilizar la llegada de los servicios de emergencia.

Así, dos años después de que la Comisión Europea propusiera el proyecto, cinco meses después del acuerdo entre la Eurocámara y los Estados miembros y un año después de que la propia Unión Europea aprobara otra regulación que obligaba a los países a preparar sus infraestructuras para recibir las conexiones de eCall en 2017, ahora los fabricantes de automoción tendrán tres años para desarrollar e implementar este sistema en sus procesos de fabricación de turismos y vehículos comerciales ligeros.

eCall, la receta para reducir un 10% las muertes en accidentes de tráfico

El funcionamiento del sistema eCall es realmente sencillo. Una vez que el dispositivo detecta que se ha producido un accidente de una determinada gravedad, se activa automáticamente y avisa a los servicios de emergencia. A ellos proporciona no sólo la localización exacta del vehículo y el tipo de coche siniestrado sino también la cantidad de personas que viajaban a bordo o la cantidad de gasolina que había en el depósito, para así alertar también a los bomberos ante potenciales incendios en el automóvil.

coche-conectado

Según los datos que maneja la Eurocámara, el dispositivo podría reducir en 10% el número de muertes en accidentes de tráfico. Sin duda, una noticia positiva para la sociedad en su conjunto y que, a nivel tecnológico, supone quizás la primera implantación a escala regulatoria del coche conectado.

La Unión Europea aclara: no se podrán ceder los datos a terceros sin consentimiento

Fiel a su espíritu, la Unión Europea ha hecho un especial énfasis a lo largo de todo el extenso período de tramitación de esta norma en asegurar la máxima protección de datos al utilizar este nuevo dispositivo. En ese sentido, la ley comunitaria impide transferir los datos recabados por el sistema eCall a terceras empresas sin el consentimiento expreso del usuario.

union-europea

De hecho, la ley exige a los fabricantes que el sistema que implanten sus vehículos sea capaz de eliminar todos los datos recopilados durante un viaje, así como a detallar en el momento de la compra del coche cómo se gestiona toda esa información

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.