Los cibercriminales acechan este verano

VeranoEl calor no los detiene y no toman vacaciones. Todas esas personas felices en tumbonas en la playa o alrededor de piscinas son víctimas fáciles de ciberdelincuentes que se apropian de los datos y del dinero de las personas más descuidadas. Durante la época de verano, el uso de dispositivos móviles, redes WiFi cuestionables y ordenadores públicos se multiplican y los que quieren aprovecharse de ello también lo saben.

Durante las vacaciones de verano no nos podemos fiar. En el caso de dejar el ordenador en casa y querer acceder a internet a través de un ordenador de un cibercafé, los usuarios no se deben confiar. Aunque en casa quizás tengan todos los virus, programas espía o troyano desterrados, muchas veces los propietarios de los cibercafés no logran replicar ese control sobre sus ordenadores. Aunque el objetivo sea solamente de chequear el e-mail o subir fotos a las redes sociales, si se conservan en estas cuentas de usuario y contraseña alguna información importante, es esencial que se eviten los ordenadores que no sean de confianza.

De la misma forma las redes WiFi, no siempre están protegidas lo bastante por lo que terceras partes podrían fácilmente acceder a los datos de acceso. Es recomendable no realizar compras online ni acceder a servicios de banca online, ya que son muy susceptibles de ser robados.

Los smartphones presentan quizás el mayor problema de todos: al estar en la playa, muchos usuarios querrán subir fotos a las redes sociales, actualizar sus estados y luego quedarse sopa en la toalla sobre la arena. Después de repartir el mensaje de estar lejos de casa a los cuatro vientos, estos usuarios están haciendo el equivalente de poner un cartel en la puerta de entrada de su casa diciendo ‘volvemos el día 15’. Los móviles además contienen información delicada (direcciones, email, información personal) y en el caso de robo de dispositivo, puede ser un blanco fácil para enlazar a nuevos robos.

Estos cinco consejos para el verano son importantes a tener en cuenta durante las vacaciones:

1-Si el objetivo es desconectar y dejar el ordenador en casa, es mejor evitar la tentación de contectarse mediante ordenadores públicos ya que muchos de ellos no tienen antivirus actualizados. Si la tentación es demasiado, hay que evitar las compras online y las opciones de banca online para poder reducir las posibilidades de robo.

2- Es importante cerrar todas las sesiones cuando se ha terminado de usar el ordenador y haz una copia de seguridad de ordenador antes de salir de viaje. Si usas algún acceso de internet cuestionable, cambia la contraseña lo antes posible para evitar el robo de datos.

3- Hay que mantener el sistema operativo del smartphone y las aplicaciones actualizadas antes de salir de viaje para cerrar cualquier brecha de seguridad que podrían ser explotadas por los ciberdelincuentes. Habilitar Bluetooth, wireless o localización GPS.

4- Es recomendable no presumir de vacaciones por medio de las redes sociales. No hay que subir fotos de las aventuras inmediatamente, ya que los usuarios estarían contando a todas las personas con acceso a sus perfiles que no se encuentran en sus hogares.

5-  Se puede instalar software en los móviles para poder recuperar la información en caso de extravío o robo. Esto permitirá extraer la información para que no se pueda utilizar.

Sobre todo hay que tener sentido común. Durante las vacaciones es fácil distraerse, pero no hay que ser inconscientes y convertirse en el blanco de virus y ciberdelincuentes. Vigila la factura del móvil, ya que es uno de los primeros indicios de cualquier estafa. Para ordenadores, no hay nada mejor que un buen antivirus.

Foto cc Klearchos Kapoutsis

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top