Tecnología

Los asuntos de email que no deberías usar nunca más

Los asuntos de email que no debes seguir usando

La primera impresión es muy importante, y esto también se aplica a los correos electrónicos que envías a nivel personal o profesional. En lo tocante a la línea de asunto, existen ciertos contenidos muy poco recomendables.

El correo electrónico es una de las herramientas de trabajo más usadas junto al software de trabajo colaborativo y las aplicaciones de gestión de tareas. Cuidar como lo manejas, el vocabulario y las estructuras que empleas al enviar un email o las estrategias para que los destinatarios de tus mensajes te respondan es muy importante. Entre todos los elementos básicos que componen un correo electrónico, hoy destacaremos uno especialmente interesante que debes trabajar: se trata de la línea de asunto. 

21 cosas que debes evitar al mandar un correo electrónico

Escribir una línea de asunto sintética, atractivo y eficaz no parece demasiado difícil, ¿verdad? Después de todo, son solamente unas pocas palabras. Sin embargo, es uno de los apartados en los que incurrimos en mayor cantidad de errores y flaquezas. Si quieres aumentar las posibilidades que tiene tu correo electrónico de ser leído y respondido -ya se trate de una candidatura de empleo con CV adjunto, de la proposición para un proyecto interesante o la búsqueda de colaboraciones relevantes para tu blog-, presta atención a los siguientes consejos de lo que NO debes hacer.

4 líneas de asunto que no deberías incluir en tus correos electrónicos

  • Seguimiento/actualización: Una sola palabra así de escueta y poco concreta para completar un tema ya hablado con anterioridad o aportar datos nuevos a un proyecto puede hastiar a los destinatarios de la misma. ¡No seas vago! Una cosa es que el asunto no tenga capacidad para albergar detalles minuciosos, y otra que no puedas esmerarte en ser un poco más descriptivo y anticipar, mediante alguna palabra clave, el contenido del email. De esta manera, también será más sencillo encontrarlo al buscar el tema en una fecha posterior.
  • URGENTE POR FAVOR LEER !!!: Las letras mayúsculas y los redundantes signos de exclamación hacen que tu mensaje suene como un chillido cargado de ira, una exigencia o una presión. A excepción de casos muy contados -en los que es habitual que tengas una relación más estrecha con tu destinatario- no incluyas esta frase o similares, ya que sonarán a petición desesperada. En lugar de ello, sé específico y concreta el tema, exponiendo en el cuerpo del email todas las claves o explicaciones de la urgencia del asunto. Un ejemplo de asunto sería: “Nota de prensa para hacer mañana”.
  • (sin asunto): Tan malo como una línea de asunto difusa o desesperada es carecer de ella. Piénsalo así: ¿leerías un libro sin título o acudirías a ver una película sin nombre? Desde luego que no. Todo correo electrónico precisa una temática o asunto que sirva como preámbulo introductorio y que sirva como referencia para una búsqueda o consulta a posteriori. Prescindir de él mermará las posibilidades que tengas de ser leído, acabando en la bandeja de eliminados.
  • “Re:”: Existen personas que utilizan esta fórmula en la línea de asunto para incitar a su destinatario a pensar que están respondiendo a un correo anterior. Al hacer clic, por supuesto, podrían percatarse de ello e ignorarte por completo. Nunca intentes engañar a nadie a través del asunto ni llamar su atención mediante un reclamo falso. Focaliza tu esfuerzo en ser concreto, preciso y sencillo. Dentro del correo, estructura con bullet points o viñetas tus ideas clave o sírvete de párrafos cortos y con un lenguaje natural y cercano.

Vía | Inc

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.