Tecnología

Los archivos JPG… ¿con protección anticopia?

jpeg-1
Escrito por Marcos Merino

El Comité JPEG pretende trasladar el sistema de protección anticopia de JPEG 2000 a la versión estándar del archivo que, aún hoy, domina la WWW.

La versión profesional del formato JPEG, el JPEG 2000, se diferencia de la estándar -entre otras cosas- por contar con una extensión DRM para la protección de derechos de autor (la conocida como JPSEC). Esto resulta comprensible si tenemos en cuenta que el uso del JPEG 2000 se encuentra limitado a aplicaciones altamente especializadas en el ámbito de la archivística, el cine o la medicina. Sin embargo, el pasado mes de julio los expertos del Comité JPEG pusieron sobre la mesa la posibilidad de extender la gestión del DRM al formato estándar que, aún hoy, es el mayoritario a lo largo y ancho de la World Wide Web.

Concretamente, la nota de prensa que hicieron pública entonces afirmaba que el comité estaba “investigando soluciones para asegurar la privacidad , mantener la integridad de los datos y proteger los derechos intelectuales, al tiempo que se mantiene la compatibilidad (hacia atrás y hacia delante) con las soluciones de JPEG ya existentes” y remitían a una segunda reunión en Bruselas. Una reunión que tuvo lugar esta misma semana y en la que si bien, no se ha tomado ninguna decisión para avanzar en este camino, tampoco se ha rechazado… a pesar de la intervención del representante de la Electronic Frontier Foundation en contra de dicha modificación.

La Electronic Frontier Foundation y su oposición al proyecto del Comité

La EFF denuncia que aprobar los JPEG con DRM impediría la copia y apertura de algunas fotos, lo que obstaculizaría usarlas con fines legítimos como las noticias, la investigación académica, la enseñanza o la parodia (adiós a los memes), además de violar los derechos legales en imágenes con más de un autor (caso de las obras derivadas). Señala, a su vez, que “ni siquiera ayudaría a preservar el valor de las obras de autor, ya que las obras y los dispositivos protegidos con DRM resultan peor valoradas por los usuarios”.

“Eso no quiere decir”, señala la EFF, “que no haya lugar para la criptografía en las imágenes JPEG. Hay casos en los que podría resultar útil tener un sistema que permita la firma y encriptación opcional de los metadatos. (…) Actualmente, desde algunas redes sociales como Facebook y Twitter, automáticamente se eliminan los metadatos de la imagen en un intento de preservar la privacidad del usuario pero, al hacerlo, también se elimina la información sobre autoría y la gestión de licencias”. “Animamos al Comité JPEG a continuar trabajando con estándares abiertos basados en la arquitectura PKI (Public Key Infraestructure), que podrían satisfacer en algunos casos el ‘uso legítimo’, al tiempo que mejora la privacidad y la seguridad”.

Ya se despertó una agria polémica cuando, hace unos años, la presión de Microsoft, Netflix y los estudios de cine logró que se llegara a un acuerdo para implementar DRM en HTML 5: los debates se centraban, como ahora, en el ataque que eso representaba al modelo de web abierta. A esas mismas voces, sin embargo, se les suma las que plantean el sinsentido de aplicar el DRM a una imagen en plena era de la ‘captura de pantalla”.

Imagen | Wikimedia

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.