Tecnología

Lo vintage vende y no sólo por la nostalgia

Lo vintage vende y no sólo por la nostalgia
Escrito por Redacción TICbeat

Estamos ante una ola de nostalgia tecnológica. En un momento en el que los dispositivos de última generación superan incluso a las capacidades humanas, existe cierta añoranza hacia los aparatos simples y sencillos, los de toda la vida, que hacen lo que dicen y nada más.

¿Tú también eres un nostálgico de la tecnología? Si eres de los que echa de menos aquellos aparatos de antaño, prácticos en el uso y sencillos en apariencia: tranquilo, no estás solo.

No hay duda de que estamos en un momento en el que todo lo antiguo vuelve. Y este retorno hacia lo de antes quizás tenga su justificación ya no sólo en la nostalgia o en la añoranza de que cualquier aparato pasado fue mejor (o era cualquier tiempo pasado fue…. bueno, no importa) sino también en el anhelo por utilizar un cacharro con el único fin para el que fue creado.

Una de las primeras en montarse en la cápsula del tiempo con billete al pasado y con más éxito hasta el momento fue Nintendo con el lanzamiento, en el 2016, de la Nintendo Classic Mini NES.  Sin duda, la mejor forma para volver a los años 80. Cuando la compañía lanzó esta versión retro de su sistema original Nintendo, los nostálgicos fans lo dieron todo por, literalmente, arrasar con la mercancía hasta el punto de agotar el stock en poco tiempo.

Nintendo lanza una NES en miniatura con 30 juegos clásicos

Y lo mismo va a ocurrir con la  Nintendo Classic Mini SNES, ya que las reservas se agotaron a las pocas horas de estar disponible en prácticamente todas las tiendas del mundo.

Nintendo Classic Mini SNES tendrá función de rebobinado

Existe una ola generalizada de nostalgia tecnológica. Abarca desde gadgets retro (como el caso de Nintendo o el del renacido Nokia 3310), series de televisión y películas con tecnología de la vieja escuela (como Halt and Catch Fire, Stranger Things o el 4º episodio de la tercera temporada de Black Mirror, San Junipero).

Detrás de todo esto, hay sin duda algo más que simple sentimentalismo. Se supone que cada vez la tecnología es más sofisticada y tiene como objetivo hacernos la vida más fácil. Pero ¿hasta qué punto todos estos avances no suponen un escenario abrumador en el que cada vez que abrimos un dispositivo estamos siendo observados, medidos y analizados? No es difícil entender, por lo tanto, por qué lo vintage más que ser una moda pasajera es algo reconfortante.

Cuando la tecnología era menos intrusiva

¿Recuerdas cuando la aspiradora no invadía tu privacidad? Esto con Roomba no pasa. Este aspirador inteligente está preparado para ser programado y limpiar tu casa de arriba abajo, aunque tú no estés presente. Por si eso fuera poco, ahora llevamos a todos lados el teléfono móvil con miles de aplicaciones instaladas que continuamente envían información a la nube sobre lo que hacemos, o no hacemos, o donde estamos.

Y lo mismo ocurre con Amazon Echo y Google Home, que sí, que encienden las luces de la casa solos y mezclan la música a nuestro antojo o según nuestros gustos pero también existe mucha controversia por saber cuánto escuchan y graban de nuestras conversaciones.

A todos estos dispositivos les basta con tener un GPS para saber en todo momento sobre nuestros movimientos. Cada click, cada golpe de teclado, cada toque e incluso cuando no utilizamos nuestro smartphone estamos siendo rastreaos, examinados y vigilados.

Oportunidad para las startups

Si hay una lectura que se puede extraer de todo esto es que quizás sea un buen momento para que las startups tecnológicas centren su atención en fabricar gadgest y software para los más nostálgicos, a poder ser, a precio vintage.

Y es que los usuarios están, en cierto modo, agotados de seguir el ritmo al crecimiento de una tecnología que evoluciona por segundos así como unos dispositivos que demandan más de nosotros, sin darnos nada a cambio.

Además, cada vez son más caros y por si eso fuera poco tienen que ser constantemente reemplazados o actualizados.

El boom de las cámaras retro y la fotografía vintage

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.