Entretenimiento Tecnología

Lo que tu escritura dice sobre ti (que es mucho)

lo-que-dice-tu-escritura-de-tu-personalidad
Escrito por Lara Olmo

Emocional, sociable, inseguro o agresivo. Se pueden conocer estos y otros rasgos de un sujeto atendiendo a su escritura. ¿Quieres hacer la prueba? Echa un vistazo a lo que dice la grafología.

Quizás alguna vez te hayan hecho un comentario sobre tu personalidad tras ver cómo escribías. Esto, que a algunos puede que les suene a palabrería, es posible y tiene un nombre: grafología. Es la disciplina que estudia el carácter y la psicología de una persona a través de los rasgos de su escritura.

La grafología es útil en muchos ámbitos: en el laboral, para seleccionar a los candidatos cuyos rasgos y aptitudes encajan mejor para el puesto de trabajo; en el judicial, para conocer rasgos de personalidad de los delincuentes o para determinar la mano autora de firmas presuntamente falsificadas o anónimas; o en el académico, para conocer cómo eran los personajes históricos.

En nuestro país el gremio de grafólogos está representado por la Sociedad española de grafología (SOESPGRAF). Desde este organismo aseguran que para descubrir la personalidad de un individuo a través de su escritura es importante analizar un texto (de entre 10-5 líneas) y nunca una frase aislada, ya que, además de la letra en sí, también se tienen en cuenta elementos como las líneas o los márgenes.

Los grafólogos también avisan de que no es una ciencia exacta, y por tanto las conclusiones no son aplicables al 100% en todos los casos. Aunque sí coinciden muchos elementos, porque en efecto a través de la escritura manifestamos más factores psicológicos de lo que cabrían imaginar.

¿Cómo soy según mi letra?

Para que te convenzas de ello lo mejor es que hagas la prueba tú mismo. Escribe un texto (espontáneamente, nada de esforzarse por hace una letra bonita) donde te describas a ti mismo, tus hobbies o a qué te dedicas. Cuando hayas terminado fíjate en estos elementos:

Tamaño de la letra: si es grande, es más probable que seas alguien extrovertido, con don de gentes y con confianza en ti mismo. En cambio si es pequeña, eres más propenso a la introversión y tienes gran capacidad para concentrarte y de síntesis.

La inclinación de las letras: si no las inclinas significa que eres una persona racional y práctica, que no se deja llevar por las emociones; si están inclinadas hacia la derecha, te gusta vivir experiencias nuevas, y si se inclinan a la izquierda, tiendes a ser un poco cerrado con la gente y prefieres estar en segundo plano.

Separación entre letras: la grafología nos dice que cuanto más separa alguien las letras, más intuitivo es, mientras que si tiende a enlazar todas las letras significa que es alguien metódico, lógico y que piensa mucho las cosas.

La presión con la que escribes: si tu trazo es muy firme, significa que eres muy emocional y sientes intensamente, mientras que si tu trazo es suave, es porque no te dejas llevar tanto por las emociones y los cambios no te desestabilizan mucho.

La importancia de escribir a mano en un mundo de pantallas

Formas redondas o puntiagudas: las formas curvas y redondeadas tienen connotaciones emocionales de unión, conciliación y creatividad; en cambio los ángulos expresan fuerza, energía e incluso agresividad. ¿Cómo son tus letras?

La cruz de la “T”: esta puede ser muy larga, lo que significa que eres determinado, entusiasta y algo terco, o más corta, lo que refleja falta de decisión y pereza. Si haces la cruz muy arriba, eres alguien ambicioso, optimista y con autoestima, y si la sitúas más bien en medio o en la parte baja, eres inseguro y tus objetivos poco ambiciosos.

Parte baja de las letras (g, y): cuanto más cerradas y alargadas sean tus letras, más selectivo eres con tu círculo de amistades; cuanto más cortitas las hagas, más hogareño serás, y si son largas significa que te gusta viajar.

El punto de la “I”: si sitúas el punto muy arriba, significa que tienes una gran imaginación; si se te queda a la izquierda, es que tiendes a dejar las cosas para más tarde; si lo dejas justo encima de la “i” es que eres organizado y empático; y si en lugar de un punto haces círculos, puede que seas algo infantil.

Espacio entre líneas: si juntas muchos unas líneas sobre otras, es que tienes problemas para gestionar bien tu tiempo; sin por el contrario las separas mucho, significa que eres muy consiente de tus limitaciones.

¿Qué resultados has obtenido?, ¿se corresponden con tu personalidad? No dudes en contárnoslo en comentarios.

 

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.