Lo mejor de CES 2014: ‘wearables’ en todas partes

Garmin Vivofit pulseras

Una de las cosas de las que nos hemos dado cuenta con los smartphones es que hay tecnologías que cobran verdadera utilidad porque van siempre contigo, saben dónde estás y conocen cosas de ti. Pues bien, esta utilidad derivada del hecho de estar siempre contigo da un paso más allá del smartphone en las tecnologías vestibles o wearables, que sin duda han sido las protagonistas de CES 2014. Los dispositivos vestibles pueden servirte para proporcionarte información de forma más cómoda, rápida o discreta que un smartphone, como hacen los relojes inteligentes o las gafas tipo Google Glass, o pueden servir como las pulseras o bandas para recoger datos de ti (como tu actividad, tu localización o incluso tu ritmo cardiaco) de manera más cómoda y en situaciones en las que puede que no lleves tu smartphone contigo como, por ejemplo, cuando duermes o cuando realizas algunos tipos de actividad física.

Relojes y pulseras

Dejando la literatura a un lado, lo que está claro es que este año todos los fabricantes quieren tener su reloj inteligente o su pulsera para deporte y salud y en CES se han presentado numerosos modelos, en forma de prototipos en su mayoría, que estarán disponibles a lo largo del año. Entre los más novedosos se encuentran la LG Lifeband, una pulsera al estilo de la Nike Fuelband, pero con una pantalla táctil OLED en la que pude mostrar información sobre tu actividad, además de servir para ver notificaciones o llamadas entrantes del smartphone o para controlar la reproducción de música. También tiene otras funciones como alarma por vibración y funciona con apps para deporte como My Fitness pal o RunKeeper.

Otro de los grandes que ha lanzado un nuevo vestible en CES ha sido Sony que ya tiene su reloj inteligente pero que ahora presentado el llamado Sony Core,  un pequeño dispositivos integrado en una pulsera que funciona como cuantificador personal para seguir nuestros pasos o para controlar el sueño. No tiene pantalla ni nada parecido pero sirve de monitor de nuestros movimientos, o para controlar el sueño, aunque sí que tiene un pequeño vibrador para llevar a cabo notificaciones. Sony tiene intención de utilizar este Core en otros dispositivos en una nueva línea de productos que ha bautizado Sony SmartWear que se comunican con los móviles mediante Bluetooth. La nueva banda y el núcleo estarán disponibles esta primavera el ocho colores distintos y a un precio de unos 99 euros.

Otro producto interesante es que ha presentado Garmin, fabricante especializado en GPS y relojes para deportistas, que ha anunciado en CES su pulsera Vivofit, que es capaz de registrar la actividad física o los periodos de sueño. La pulsera es de goma, sumergible hasta 50 metros de profundidad, y no lleva batería recargable sino que incorpora una pila de alta duración que puede hacer funcionar la pulsera hasta un año.

Por otro lado, hay que confesar que es difícil seguir toda la ola de visibles que vamos a ver venir y que han empezado a presentarse ya en esta edición de CES. Tenemos nuevos relojes como el MetaWatch Meta, uno de los pocos relojes inteligentes con un diseño elegante que hemos visto, nuevas ediciones de relojes ya existentes como el nuevo Pebble fabricado en del acero, tenemos la presentación del ya conocido Toq de Qualcomm, y ZTE también se ha animado con un nuevo prototipo de reloj inteligente, el BlueWatch, de aspecto muy similar al Pebble.

Así, la ola de estos relojes y pulseras no ha hecho más que empezar y seguro que a lo largo del año vamos a tener una lista de modelos y fabricantes difícil de manejar… Y todo ello sin hablar de Apple, claro, que bien podría dar una sorpresa en este terreno.

Gafas de visualización, más allá de Google

En materia de gafas de visualización, además de las Google Glass, no hay que perder de vista (nunca mejor dicho) a las Lumus DK 40, un concepto muy similar pero con un sistema de proyección único que permite que veas la imagen en el centro de tu campo visual y no que tengas que mirar hacia arriba como sucede con las gafas de Google. La idea de Lumus, no obstante es vender el sistema óptico y no el producto entero.

Sin embargo, el gran protagonista en esta materia es la empresa Oculus VR y su nuevo prototipo de gafas Crystal Cove, que incluye un ingenioso sistema que al estilo de la captura de movimientos para cine, permite hacer un seguimiento de la posición de la cabeza y nuevos paneles OLED que mejoran la imagen y evitan los mareos del prototipo anterior.

El nuevo prototipo Crystal Cove, no sólo mejora la precisión en los giros sino que las gafas pueden hacer cosas como ampliar la imagen cuando acercas la cabeza hacia adelante. Las Oculus Rift siguen en fase de prototipo, pero se espera que salgan al mercado en algún momento durante 2014 y a un precio medianamente asequible.

Por último, Epson, un fabricante que teníamos perdido “en los tiempos de las impresoras”, pero que hace años se atrevía con cámaras digitales, escáneres y todo tipo de periféricos, ha anunciado las gafas de visualización Moverio BT-200 que proyectan la imagen sobre un cristal transparente como las Google Glass y que concentran la electrónica en una unidad externa. La resolución es de 960 × 540 píxeles y pueden reproducir tanto contenidos 3D como 2D. El sistema funciona con Android 4.0 y control se realiza desde un panel táctil en la unidad externa en la que se alberga un procesador de doble núcleo a 1,2 GHz y 1 GB de RAM.

 

 

Daniel de Blas

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo).

Contenidos Relacionados

Top