Tecnología

Libertad para espiar a usuarios de porno en busca de delitos

pornografia, espia, ICE, free6.com, infantilLa actividad en la página Free6.com ha sido monitorizada durante casi dos años por los agentes federales de Estados Unidos, el ICE, que solicitó la revelación de unas direcciones IP que subían pornografía infantil, obteniendo además la capacidad de espiar el chat de los usuarios y otras informaciones de carácter privado.Los administradores del sitio web porno Free6.com concedieron acceso a los investigadores federales del ICE (Immigration and Customs Enforcement) a información privada acerca de los usuarios del site, proporcionándoles también capacidades para monitorizar el tráfico y espiar conversaciones de chat.

Todo ello con el fin de identificar a usuarios que estuvieran comerciando con “una significativa cantidad de de pornografía infantil”, según recoge thesmokinggun.com. Este seguimiento comenzó en octubre de 2008 y ha continuado hasta el cierre de la web, que ha ocurrido hace unos meses, cuando la web fue deshabilitada por la compañía encargada de darle hospedaje.

Los agentes del ICE tenían permisos para vigilar constantemente la actividad de los usuarios del sitio, tanto es así que podían ver todos los post publicados, la información subida o la actividad de chat de un mismo usuario registrado o de una misma IP. Todas las conversaciones desde hace dos años atrás, ya sean públicas o privadas, pueden haber sido revisadas por las autoridades.

El objetivo de todo ello era encontrar pederastas y gente que publicara contenido de pornográfica infantil. De hecho ésta fue la razón por la que los agentes del ICE adquirieron acceso a toda esta información privada. Tras la detección de un caso de este tipo en la página, y ante la petición de las autoridades, los administradores de Free6.com facilitaron la dirección IP de quien había subido dicho contenido.

Violar la privacidad en favor de la seguridad

A partir de este momento los agentes obtuvieron vía libre para monitorizar la actividad de la página en tiempo real o a posteriori. Lo que lleva a disyuntiva: ¿compensa violar la privacidad de todos los usuarios a cambio de obtener más seguridad? Y sobre todo, ¿es necesario? Estaríamos aquí ante uno de los típicos “el fin justifica los medios”.

Ningún método es infalible, por lo que siempre quedará un margen para el delito. El objetivo, claro está, es que este margen se minimice, pero, ¿a qué precio? Los agentes del ICE han recogido una cantidad ingente de datos – innecesaria para su investigación – que afectan personalmente a muchos usuarios. Una mala gestión de esta información podría conducir a filtraciones, como la ocurrida con las de los escaners que muestran desnuda a la gente, por no hablar del simple derecho a la intimidad que tiene todo el mundo.

Este hecho se conoce después de que ocurriera otro suceso que afecta a la pornografía en Internet, como es el de las demandas masivas contra usuarios individuales que colgaban contenido sujeto a las leyes de propiedad intelectual.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.