Tecnología

LG quiere demostrar que no todos los televisores curvos son iguales

TV OLED 1
Escrito por Daniel de Blas

Empiezan a presentarse muchos televisores curvos, pero no todos los paneles ofrecen la misma calidad de imagen y características. LG está llevando a cabo una campaña de información en la que explica las diferencias entre los paneles LED, LCD y los nuevos paneles OLED que equipan sus televisores.

Megapíxeles, Gigahercios, núcleos, miliamperios… estamos inmersos en un mercado tecnológico con una feroz competencia entre fabricantes y en el que a menudo es fácil dejarse engañar por las hojas especificaciones. Se trata de características, cifras, siglas, o medidas que a veces no dicen toda la verdad de la calidad de un dispositivo en el mundo real. Es algo muy habitual cuando buscamos información sobre cámaras digitales, smartphones o televisores. Por ejemplo, en el terreno de las pantallas, hace ya meses que vemos como se anuncian televisores con resolución 4K o UHD a precios muy tentadores. Sin embargo, lo que habitualmente no dicen estos anuncios es que se trata de televisores que utilizan paneles TN que sólo se empleaban ya en los monitores y televisores de gama baja por su escaso contraste y ángulo de visión, de manera que si te dejas llevar por una especificación puedes acabar con una importante decepción.

TV OLED 2

El cuarto pixel marca la diferencia

Y lo mismo sucede con los televisores curvos. Y es que no todas las curvas son iguales ni todos los paneles son iguales. Por ello, LG está llevando a cabo una campaña de información en la que explica que los televisores curvos convencionales cuentan con un panel LED retroiluminado a través de diodos situados por zonas, y sólo cuentan con 3 colores de píxeles.

Sin embargo, los televisores curvos OLED de LG cuentan con paneles IPS con puntos de luz independientes para iluminar las imágenes, lo que reduce los reflejos, y utilizan 4 colores de píxeles (RGB+blanco) que mejoran el espectro cromático que el televisor puede mostrar, así como el brillo, el contraste y el ángulo de visión.

Paneles más rápidos y TV más delgados

Otro de los elementos que hace especiales las pantallas OLED es su velocidad. Uno de los defectos que recordarás de los antiguos monitores y televisores planos es que su panel no es capaz de apagar del todo los píxeles a la velocidad requerida por la imagen en movimiento y por eso se producen las llamadas imágenes fantasma o el “crosstalk” a la hora de ver películas 3D que produce cansancio y dolor de cabeza. Los paneles OLED, por suerte, son 100 veces más rápidos que los LCD convencionales, lo que elimina por completo las imágenes fantasma y el crosstalk y todo se ve nítido y definido incluso en escenas de máxima acción y movimiento.

TV OLED 3

Por último, la tecnología OLED de LG permite fabricar pantallas extremadamente finas, ya que no necesitan incorporar lámparas para la retroiluminación, ni difusores de luz ni otros componentes electrónicos, lo que consigue que los televisores no sólo se vean mejor sino que queden mejor en cualquier habitación de tu hogar.

Sobre el autor de este artículo

Daniel de Blas

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo).