Tecnología

LEVAN podría dar respuesta al sentido de la vida, el universo y todo lo demás

LEVAN-1
Escrito por Rafael Claudín

La Universidad de Washington y el Instituo Allen de Inteligencia Artificial crean un algoritmo capaz de aprenderlo todo de Google.

La capacidad de aprender del mismo modo que lo hace un ser humano es uno de los elementos fundamentales para el desarrollo de una inteligencia artificial compleja. Ante la complejidad de proporcionar a un robot la intrincada capacidad del cerebro humano, ¿por qué no darle las mismas herramientas de aprendizaje que a un ser humano? Además de a través de los palos que nos da la vida, en la actualidad nuestra más habitual manera de aprender es a través de los buscadores de Internet.

Eso mismo es lo que hace un nuevo programa informático creado por la Universidad de Washington y el Instituo Allen de Inteligencia Artificial. Su nombre de guerra es LEVAN, acrónimo de Learning EVerything About Anything (aprender todo acerca de cualquier cosa). Un poco en plan Wolfram Alpha, pero dirigiendo sus esfuerzos hacia los simples resultados de búsquedas que nos da Google. Incluyendo, lo que no es tan simple, el análisis y la comprensión de las imágenes.

El programa es capaz de aprender, acerca de un tema específico, todo lo que hay no sólo en Google Books, sino en las imágenes relacionadas que encuentre en Internet. Es muy interesante, sobre todo, el análisis de las imágenes. LEVAN no sólo contempla las tags y textos asociados a las imágenes, sino que es capaz de analizar los propios píxeles y reconocer las formas que hay en ellos.

Esto mismo se aplica a las búsquedas que realiza en Google Books (que, por cierto, sólo puede hacer con los textos en inglés). Así, se fija por ejemplo en “caballo saltando” o “caballo de carreras”, pero pasa por alto “mi caballo” o “mi pequeño pony”. Un algoritmo así quizá podría responder por fin a la espinosa pregunta acerca del sentido de la vida, el universo y todo lo demás. Aunque, teniendo en cuenta la exactitud de buena parte de la información que pulula en la red, seguramente volvería a dar 42 como respuesta.

La idea es que el software extraiga en apenas unos instantes toda la información disponible sobre un tema, ahorrándonos las horas de análisis de artículos de Internet cuando nos tenemos que informar sobre algo muy específico. Aunque no es necesariamente rápido. Al parecer, para algunos conceptos complejos ha tardado hasta 12 horas en analizar toda la información disponible. Quizá con algunos conceptos filosóficos. Aun así, mucho menos que los 7 millones de años y medio que tardó Pensamiento Profundo en dar con ese 42.

Por el momento, LEVAN tiene ya perfectamente claros 175 conceptos diferentes. No necesariamente complejos: como indica Dvice, entre ellos están “línea aérea”, “bonito”, “innovación” y “robot”. Estos resultados los proporcionará de forma inmediata. Para cualquier otra idea que no contenga, tendremos que permitirle que haga por nosotros una búsqueda inteligente en Google.

Los desarrolladores del algoritmo no han comunicado todavía ni cómo ni cuándo lo compartirán con el gran público, aunque es de esperar que lo hagan una vez lo consideren preparado para afrontar el imprevisible terreno de pruebas que supone la humanidad. De momento, lo presentarán en sociedad en la conferencia anual Computer Vision and Pattern Recognition, que tiene lugar este mes en Columbus, Ohio.

El simpático vídeo que han creado para dar a conocer las habilidades de LEVAN, con el excelente arranque de una escena de Forrest Gump, nos da la idea de que, efectivamente, el buscador de buscadores está hecho para el gran público. Os dejo con el vídeo:

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.