Tecnología

Leo y KATE, los robots que te hacen el check-in en el aeropuerto y llevan tu equipaje

Escrito por Lara Olmo

La firma de robótica suiza SITA Lab ha desarrollado dos robots que se encargan de gestionar la facturación de equipaje y el check-in en los aeropuertos, para evitar colas interminables.

Los defensores de la automatización afirman que las máquinas van a llegar a nuestras vidas para hacérnoslas más fáciles, y los dos robots que queremos presentarte hoy son un buen ejemplo de ello. Se trata de dos prototipos de la firma SITA Lab, y cuyo principal cometido es simplificar y acelerar el tedioso trámite de la facturación del equipaje y su transporte en los aeropuertos.

Uno de ellos es Leo, y está pensado para que el pasajero no tenga que tirar de su maleta hasta que llega al punto de facturación o al avión, un recorrido que a veces es intermiblae si el aeropuerto es muy grande.

Equipado con ruedas, un compartimento y una pantalla táctil, sólo hay que utilizar el escáner para que lea la tarjeta de embarque y así obtener la cinta adhesiva con el número de indetificación, ponérsela a la malta o bolsa de equipaje y depositarlo dentro del compartimento. A partir de ahí el robot se desplaza por la terminal hasta el punto de carga de equipaje, donde los operadores lo suben al avión correspondiente.

El otro prototipo que ha presentado la firma es KATE, y consiste en una cabina inteligente que se desplaza por el aeropuerto y se dirige a los puntos de check-in más congestionados, para que los pasajeros puedan hacer el trámite sin necesidad de esperar colas.

Para identificar qué mostradores de facturación están más as tirados, este robot emplea los datos de vuelos y pasajeros. Cuando llega al punto identificado, se detiene y los pasajeros sólo tienen que escanear sus pasaportes y tarjetas de embarque.

¿Cuáles son los mejores y los peores aeropuertos del mundo?

Ambas máquinas están equipadas con tecnología de prevención de obstáculos y utilizan Wi-Fi para conectarse a los sistemas aeroportuarios. Además también son capaces de identificar cuándo no son necesarios y volver a sus estaciones de acoplamiento para cargar la batería o reasbatecerse de pegatinas para las cintas u otros materiales, cuando se quedan sin suministro.

De momento se están haciendo pruebas con Leo en el aeropuerto de Ginebra (Suiza) y si tiene éxito, el programa se ampliaría con más robots y la incorporación de KATE.

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.