Tecnología

Launchpad, el Amazon de las startups

Amazon distribuirá por toda Europa los stock de las pymes sin coste adicional
Escrito por Lara Olmo

En su día Launchpad se ideó como la plataforma de crowdfunding de Amazon, pero ha acabado siendo una web de comercio electrónico para productos y servicios de startups.

Allá por 2015, un grupo de empleados de Amazon pensó en lanzar una plataforma de crowdfunding similar a Kickstarter. Pero el gigante del retail es experto precisamente en ese área, así que decidieron darle una vuelta al concepto y convertirlo en una sitio web donde las startups pudieran vender sus productos o servicios en fase inicial.

Se trata de Launchpad, y surgió tras comprobar lo difícil que era para estas empresas dar a conocer sus productos al público masivo cuando están arrancando.

Este sitio web de comercio electrónico arrancó en julio de 2015, y su funcionamiento es como el de Amazon: este les compra los productos a las startups como hace con cualquier proveedor y estas logran mayor y mejor visibilidad de sus productos gracias a las páginas personalizadas. El cliente puede comprarlos desde Launchpad o desde Amazon, con las mismas condiciones de envío que un producto “al uso”.

Kickstarter desembarca en España

El gigante del retail y la logística no da puntada sin hilo: en este proyecto se ha asociado con empresas de capital riesgo, incubadoras y plataformas de crowdfunding para asegurarse de que las startups a las que compra sus productos son las mejores y son más accesibles.

Un ‘win-win’ en el que las startups logran una visibilidad que no podrían tener de otra manera y Amazon accede a un universo enorme de innovadores productos, además de mejorar su imagen de empresa que ayuda a proyectos a crecer.

En apenas un año, ha pasado de colaborar con 25 incubadoras y plataformas de financiación colectiva de proyectos a cuadruplicar esa cifra, y ha servido para que 70 startups logren vender casi 1400 productos alrededor del mundo.

¿Qué hay que hacer para empezar a vender en Launchpad?

Lo primero, disponer del producto y que llegue a los almacenes de Amazon en un plazo máximo de 30 días.

Además, la startup interesada debe tener un histórico de la financiación recibida, como prueba de que tiene mercado y de que su producto interesa. A partir se ahí, Amazon revisa los productos y los mejor valorados son los que solicita.

Vía | Launchpad

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.

  • leo

    Corrige.. A partir se ahí, 🙂