Las TI siguen llevando corbata

corbata

La escasa presencia de mujeres en algunos sectores económicos no en nueva, pero que ésta sea especialmente aguda en un ámbito como el de las TIC, las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, con el importante papel que éste tiene de cara a la innovación de los países, es grave. Según alerta la Asociación de Técnicos de Informática (ATI) –que desde 2011 es el punto nacional de contacto de la iniciativa europea ECWT (European Centre for Women and Technology), creada con la intención de analizar y potenciar la participación de las mujeres en la economía basada en el conocimiento e incrementar su presencia en el sector TIC– las mujeres empresarias en el sector europeo de las TIC constituyen alrededor del 19%, frente al porcentaje de casi un 54% en los sectores de servicios ajenos a las TIC. En el caso de España en particular, la presencia de mujeres en alta dirección de empresas TIC se mueve también en torno al 20%,  tanto en los consejos de administración como en los comités de dirección.

“Las TIC siguen siendo eminentemente masculinas: en toda Europa trabajan 2,7 millones de personas en el sector TIC. Sólo el 20% son mujeres”, destaca María Isabel Sánchez-Segura, coordinadora del grupo de mujeres TI de ATI y del punto nacional de contacto de ECWT en España.

Un problema que, además, habría que solucionar si atendemos a la falta de talento en el ámbito de las TI. Según los últimos estudios de la UE, en Europa se quedarán hasta 700.000 vacantes TIC sin cubrir en 2015 por la falta de graduados. Una razón más para impulsar una mayor presencia de las mujeres en este ámbito.

Solo el 10% de los directores de TI son mujeres

En Europa, un continente que representa el 34% del mercado global de las TIC, y en el que el sector tecnológico genera 12 millones de puestos de trabajo que contribuyen con el 6% del PIB de esta región, existen perfiles de TI que no alcanzan ni siquiera un 10% de representación femenina. Ése es el caso del administrador de Sistemas  o CIO (Chief Information Office), un rol que sigue siendo eminentemente masculino. De hecho, según la ATI, las cifras sólo se igualan ligeramente gracias a la presencia femenina en puestos relacionados fundamentalmente con el Marketing y la Atención al Cliente dentro de las empresas del sector.

Silvia Leal, vocal de la Junta Directiva de ATI, experta en Innovación y Tecnología, y Miembro del Consejo Asesor de ECWT, se lamenta de que la escasez de las mujeres en el ámbito de las ciencias y la tecnología “implica que no se está aprovechando su potencial creativo, clave para la innovación”.

La experta recuerda además que en los puestos de trabajo ocupados por trabajadores con menor experiencia  (en los primeros años de una carrera profesional) el 41% de las personas son mujeres. “Sin embargo, entre los 35 y los 40 años el 52% de esas mujeres deja de trabajar. Se puede creer que lo hacen para dedicarse a sus familias, pero en realidad muchas mujeres abandonan sus carreras profesionales por la soledad que sienten en un entorno donde escasean las compañeras”, añade.

Claves para ampliar la presencia de la mujer en las TI

Desde la ATI, María Isabel Sánchez-Segura resalta que hay que motivar a las jóvenes para que hagan estudios relacionados con las TIC desde antes de la Universidad: “El trabajo del profesional TIC no está claro para la sociedad en general y en concreto para profesores de primaria, secundaria y madres y padres que desconocen la profesión. Esa falta de conocimiento y claridad sobre las competencias en el sector TIC hace que sea más fácil encaminar a los alumnos o hijos hacia otras profesiones más tradicionales, cuya finalidad está más claramente definida y divulgada. La falta de conocimiento de base del sector TIC es uno de los elementos que entran en juego a la hora de hacer que pocas mujeres elijan estudios encaminados a esta profesión”.

Por ello, desde la asociación se plantean varias acciones globales para revertir la situación  y lograr que más mujeres apuesten por formarse en el ámbito de las TIC, como motivarlas a través de referentes femeninos que muestren la creatividad, flexibilidad y versatilidad de las carreras TIC; incentivar fiscalmente a la industria para que adopte medidas de equidad de género; o enseñar correctamente tecnología. Para la iniciativa ECWT la informática debe incluirse además como componente básico del currículo escolar.

foto cc Sergis blog

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top