Tecnología

Las multas por volar drones superan los 250.000 euros

multas drones
Escrito por Ana Muñoz

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha puesto las primeras multas por volar drones de forma ilegal. En total son 35 casos y superan los 250.000 euros.

La actual legislación que rige el uso de aviones no tripulados es desconocida para muchos usuarios. A pesar de que la normativa lleva vigente dos años, las infracciones por volar drones ya superan el cuarto de millón de euros.

Actualmente, las leyes no permiten que estos gadgets se utilicen sobre grandes aglomeraciones de gente al aire libre, independientemente de si se trata de conciertos, eventos deportivos o reuniones.

Esta normativa es provisional, y el Ministerio de Fomento esta estudiando si podría ser posible permitir a los usuarios volar estos dispositivos en espacios abiertos. Eso sí, sería imprescindible que el piloto tuviera conocimientos de seguridad.

Según la normativa vigente, las sanciones son distintas si la infracción ha sido cometida por un particular o una empresa. En el primer caso, la multa sería de 225.000 euros, mientras que si es realizada por una compañía, esa cantidad ascendería hasta llegar a los 4,5 millones de euros.

Estados Unidos registra más de 500 incidentes con drones en 6 meses

También hemos de decir que los drones que vuelan normalmente los usuarios no superan los 2,5 kg. Y aunque hasta los 25 kilos no se necesita permiso expreso de AESA, sí deben conocerse los riesgos y hay que presentar ante la agencia una declaración de responsabilidad.

La mayoría de los permisos de las empresas van destinados a trabajos fotográficos, zonas de vigilancia agrícola y grabaciones. Según datos de este organismo, ya hay más de 1.000 operadores de drones de menos de 25 kg registrados en España.

De hecho, las ventas de drones de consumo están en pleno ascenso. Según las últimas previsiones de Juniper Research, se espera que durante los próximos cuatro años éstas se cuadripliquen, gracias a la llegada de nuevos fabricantes y al uso creciente de esta tecnología para la retransmisión de imágenes.

Pero también hay que tener en cuenta que los aviones no tripulados no sólo se utilizan para fines lúdicos. Cada vez hay más empresas que precisan operadores para realizar trabajos profesionales, y cada vez son más los que se forman en este campo.

Vía | Todrone

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.