Tecnología

Las Google Glass podrían crear un punto ciego en nuestra visión

Las Google Glass podrían crear un punto ciego en nuestra visión
Escrito por Redacción TICbeat

Un estudio publicado en la revista de la American Medical Association sugiere que la pérdida de visión periférica puede ser un problema potencial.

Un punto ciego, también conocido como mancha ciega o papila óptica, es una zona del ojo en la que surge el nervio óptico y que carece de células sensibles a la luz y, por tanto, de sensibilidad óptica. Un pequeño estudio publicado en The Journal of the American Medical Association sugiere que Google Glass, las gafas conectadas del gigante de Internet, podrían producir un fenómeno similar en la visión periférica de quienes las llevan.

Tsontcho Ianchulev, oftalmólogo y profesor en la Universidad de California, ha llevado a cabo una pequeña investigación, realizada solo sobre tres sujetos, con la que quiere lanzar una primera mirada a lo que puede ser un problema potencial, según ha declarado a Bits, el blog sobre tecnología del New York Times. El estudio ha consistido en comparar los resultados de un test de vista estándar cuando éste se realizó a sujetos que llevaban gafas normales con los obtenidos cuando llevaban Google Glass.

Según los hallazgos de Ianchulev, las Glass, pensadas para que sus usuarios puedan contestar correos, consultar dudas en Internet y llamar por teléfono, entre otras funciones, sin desviar la vista hacia ninguna pantalla, crean “una obstrucción visual que resulta clínicamente significativa”, en palabras textuales, en el cuadrante superior derecho de la visión de quien las lleva.

La investigación partió de la hipótesis de que la montura de las Glass resulta voluminosa en comparación con otras gafas, sobre todo en el módulo situado en su lado derecho, que protege los circuitos electrónicos, y por eso dificultan más la visión. Como el propio Ianchulev ha aclarado, el estudio no atiende en ningún momento al software implementado en las Glass ni a sus posibles efectos en los sujetos. De hecho, ha indicado que las pruebas se realizaron con las gafas desconectadas.

Google ha respondido por correo electrónico a la investigación, que se suma a la lista de reticencias con las que sus revolucionarias gafas, aún en fase de prototipo, se han topado desde su presentación al mundo.

“Ponte tus gafas de sol, gorra de béisbol o capucha favorita y descubrirás que lo que señala este estudio es algo que ya sabíamos: llevar algo en la cara o en la cabeza puede afectar a tu visión periférica”, se defiende la compañía en un comunicado. “Desde el principio, nuestro equipo ha trabajado mano a mano con numerosos expertos para desarrollar un dispositivo cuyo uso resulte seguro, y tras un estudio intensivo, concluyeron que no plantea riesgos si se emplea de forma correcta”, sentencian.

Foto cc: Giuseppe Costantino

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.