Tecnología

Las competiciones de surf se hacen 2.0 gracias a la tecnología española

Escrito por Marcos Merino

El Instituto Tecnológico de Galicia desarrolla una solución de telemetría que puede revolucionar un deporte que será olímpico en 2020.

Videoarbitraje en el fútbol, ojo de halcón en el tenis… día a día, la tecnología revoluciona el modo que tenemos de seguir y calificar las competiciones deportivas. Ahora, parece haberle llegado el turno al surf, y todo ello de la mano de tecnología española, desarrollada por el Instituto Tecnológico de Galicia. El ITG es el partner tecnológico de Pull&Bear Pantín Classic Galicia Pro, una de las pruebas más importantes de Europa para los aficionados a este deporte, que se ha celebrado este pasado fin de semana.

Desde el ITG se han propuesto identificar los retos tecnológicos del campeonato con el objetivo de posicionarlo como referente tecnológico internacional. Y para esta edición, han desarrollado un producto innovador que mide la fuerza que imprime el surfista a la tabla y la velocidad de ejecución de sus giros, aportando información medible al deportista para ayudarle a evolucionar en sus maniobras y movimientos. Unos datos que aportarán valor informativo y de utilidad para los speakers encargados de las retransmisiones en directo y para el público, ya que se visualizarán en las pantallas instaladas para el seguimiento de la competición.

Durante los últimos cuatro meses, un equipo de 8 ingenieros (informáticos, de telecomunicaciones e industriales) de ITG, ha trabajado en el diseño del FlyThings Surf, una solución formada por un dispositivo hardware (un sensor de menos de 100 gr. de peso, 6 cm de diámetro y 2 cm de espesor que se instala en la punta de la tabla) y por un software que representa sobre la imagen de vídeo los valores que alcanza el surfista en cada una de sus maniobras.

Los parámetros que se registran proporcionan una radiografía 4D del surfista durante el tiempo que esté en el agua. Se pueden conocer y discriminar los movimientos y/o maniobras del deportista mediante el conocimiento y análisis de la posición exacta de la tabla en tres ejes (tres dimensiones) y lo largo del tiempo (cuarta dimensión).
El sensor, de alta precisión y bajo consumo, registra 50 datos por segundo que son analizados y tratados con técnicas de inteligencia artificial dando como resultado unas estadísticas comprensibles para el espectador.

Vía | ITG

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.