Tecnología

Las compañías españolas innovan gracias a los nuevos dominios de Internet

Escrito por Autor Invitado

Como muchos usuarios de Internet habréis notado, el Sistema de Nombres de Dominios de Internet (DNS, en sus siglas en inglés) está viviendo un gran cambio tras la introducción de casi 1.200 nuevos dominios genéricos de nivel superior (gTLDs, en sus siglas en inglés).

Algunos de ellos son operados por compañías españolas y autoridades locales y, en Europa, España se sitúa a la cabeza de la adopción de nuevos gTLDs. Pero, ¿por qué es esto importante y cuál es su impacto en las empresas y usuarios españoles de Internet? Para responder a estas preguntas, primero tenemos que considerar cómo y por qué se ha expandido el DNS.

La ICANN, la Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados, es una organización sin ánimo de lucro responsable de la coordinación global de los identificadores únicos de Internet. Una organización multisectorial (Multistakeholder) donde cualquier parte interesada o individuo puede participar, su dirección y políticas las desarrollan aquellos que participan en los procesos, siguiendo un modelo de abajo a arriba. Esto hace a la ICANN única, ya que implica que las decisiones importantes relacionadas con el desarrollo de Internet están lideradas por la propia comunidad de Internet.

Los dominios .es ya superan los 1.838.000 registros en 2016

En 2008, el consejo de la ICANN, en base a recomendaciones de la comunidad de la organización, decidió dar un paso adelante con el programa de gTLDs con el objetivo de introducir competitividad, mas oportunidades para el consumidor e innovación dentro del sector de nombres de dominio. Hasta ese momento, las opciones de dominios habían sido bastante limitadas.

El programa de gTLDs es esencialmente una desregulación del DNS, abriendo nuevas posibilidades para un número ilimitado de nuevos dominios genéricos y creando varias nuevas categorías de dominio: geográficas (ciudades y regiones), comunidad, marcas (para compañías) y Nombres de Dominio Internacionalizados (en alfabetos no latinos).

Estos cambios introducidos a raíz del nuevo programa de gTLD son muy importantes porque generan una mayor flexibilidad en el DNS y dan la posibilidad a individuos, comunidades y compañías de utilizar identificadores que quizás sean más apropiados para ellos tanto en el mundo online como en el offline.

España se encuentra a la cabeza de los países que están introduciendo estos nuevos dominios. Barcelona y pronto Madrid están ahora operando su propio gTLD geográfico (.BARCELONA y .MADRID), mientras que las regiones de Cataluña, Galicia y el País Vasco hacen lo mismo con .CAT, .GAL y .EUS. Estos dominios se están haciendo populares entre las personas y empresas, así como las comunidades y los grupos lingüísticos, que perciben como un gran beneficio el hecho de identificarse con estas ciudades y regiones a través de un dominio de Internet.

Internet está controlado por 14 personas que guardan 7 llaves secretas

Las empresas españolas, por su parte, están también bien representadas en los nuevos gTLDs, con una serie de grandes compañías que han registrado sus marcas incluyendo .SEAT, .LACAIXA, .ZARA, .TELEFONICA o .MANGO. Estos dominios de marcas abren un abanico de potenciales oportunidades relacionadas con el marketing y otros usos innovadores, según determine la compañía.

Mientras que no todas las empresas han lanzado su gTLD de marca, .SEAT está ya usándolo en innovadoras campañas de marketing, publicidad en cines y a través de promociones asociadas a su red de concesionarios.

Mediante la introducción de los nuevos gTLDs, las personas y empresas están encontrando nuevas maneras de usarlos y, como resultado, el espacio de dominios está evolucionando.

Hay un elemento separado del programa de gTLD que ha capturado el interés de empresas, emprendedores y otros: las posibilidades que ofrece el hecho de operar un registro de dominio y de vender dominios de segundo nivel como negocio. Esta fue la lógica de muchas aplicaciones de registros de gTLDs que la ICANN ha recibido. Convertirse en un operador de dominios es, en efecto, asumir la propiedad de un trozo de la infraestructura de Internet y ofrece la perspectiva de rendimientos financieros significativos. Sin embargo, no hay una garantía de éxito. Los operadores registrados deben cumplir con una serie de estrictas normas y operan dentro de un entorno comercial altamente competitivo.

Cinco preguntas (y cinco respuestas) sobre los nuevos dominios

En la última ronda de aplicaciones para nuevos gTLDs, la cuota de aplicación para considerar operar un registro fue de 185.000 dólares. Esto era, simplemente, por procesar la aplicación. Si se otorga el nombre de dominio deseado, hay que cubrir una cuota anual de 25.000 dólares por lo que, claramente, es un compromiso financiero significativo y sólo está dirigido a empresas y emprendedores que tengan un caso de negocio bien pensado.

La ICANN está actualmente revisando el nuevo programa de gTLDs y facilitando un debate abierto acerca de una mayor expansión del DNS a través de otra ronda de aplicaciones de gTLDs, aunque todavía no se ha tomado una decisión sobre las posibles fechas y términos.

El autor de este artículo esAndrea Beccalli, ICANN Senior Stakeholder Engagement Manager – Europa

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado