Tecnología

Las baterías de Tesla pueden subir el consumo en lugar de ahorrar en la factura de la luz

tesla powerwall

Las ineficiencias de las baterías domésticas, como las Tesla Powerwall, pueden provocar hasta un incremento del 14% en el consumo eléctrico de un hogar medio.

En estos tiempos en que la factura de la luz amenaza con alcanzar niveles inimaginables hace unas décadas, una gran parte de los consumidores mira con buenos ojos la llegada de baterías domésticas (como las populares Powerwall de Tesla) para ajustar mejor el gasto energético aprovechando la potencia producida por pequeños paneles solares en el hogar.

Pues bien, tenemos malas noticias. Un estudio recién publicado en la revista científica Nature Energy afirma que, en muchos casos, las baterías pueden aumentar el consumo anual de energía en un hogar medio, con su consiguiente repercusión en la factura de la compañía eléctrica y su impacto creciente en las emisiones de carbono a la atmósfera.

El informe hace referencia a las baterías sin software predictivo y que tienen como prioridad reducir la dependencia de la red eléctrica convencional. Son dispositivos de ‘objetivo cero’, que logran disminuir la demanda máxima de electricidad en un 8%… pero aumentando el consumo medio anual en otro mismo 8%. A su vez, las baterías con capacidad de balanceo de carga (que alternan las distintas fuentes de energía disponibles para lograr el menor coste) logran una caída del 32% en la demanda máxima, pero trayendo aparejado un aumento del uso anual de energía del 14%.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos estudiaron el consumo eléctrico de 99 hogares en Texas, concluyendo que al añadir una batería doméstica a cada uno de estas viviendas aumentarían de forma directa las emisiones contaminantes en torno a 155-303 kg de dióxido de carbono, 0,03-0,20 kg de dióxido de azufre y 0,04 a 0,26 kg de óxido de nitrógeno… ¡al año!

Cómo se establece el precio de la luz, por qué se ha disparado y cómo podría controlarse

¿Cuál es la causa de que una batería que supuestamente nos debe ayudar a optimizar nuestro consumo eléctrico haga todo lo contrario? De acuerdo a Robert Fares y Michael Webber, los dos investigadores de la Universidad de Texas que firman el informe, este repunte se debe al consumo que las baterías hacen durante su carga y descarga, así como las pérdidas de energía que se producen a causa de los sistemas de control térmico y otros componentes de las baterías. “Alrededor de un 15% de toda la energía que entra en una batería de vanguardia se pierde por causa de estas ineficiencias“, afirman.

Entonces, ¿cuál es la propuesta de los expertos para reducir nuestro consumo energético? Los investigadores a cargo de este estudio defienden la instalación de paneles solares y otras fuentes renovables de autoconsumo, pero revendiendo el sobrante a la red eléctrica convencional. En definitiva: olvidarnos de las baterías de Tesla… al menos por ahora.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.