Tecnología

Las AI’s pueden inventar lenguajes que nosotros no entendamos

La inteligencia artificial creará 800.000 puestos de trabajo directos en 2021
Escrito por Marcos Merino

Desarrolladores de Facebook presenciaron cómo dos bots conversacionales iniciaban una conversación ininteligible por un error de programación.

  • Bob: “I can can I I everything else”.
  • Alice: “Balls have zero to me to me to me to me to me to me to me to me to”.

Incluso si la lengua de Shakespeare no es tu fuerte, posiblemente intuyas que el diálogo anterior no tiene demasiado sentido. Y así es: los interlocutores son dos inteligencias artificiales que forman lo que se denomina una ‘red generativa adversaria’ y que fueron desarrolladas por los programadores de Facebook para ejecutarse dentro de dicha red social. La idea es que fueran capaces de tener conversaciones en inglés estándar, pero un error de programación hizo que según avanzaba la conversación, ésta empezara a divergir del lenguaje humano, empezando a usar palabras habituales en frases completamente desprovistas de sentido.

Según Dhruv Batra, uno de los desarrolladores del equipo FAIR (Facebook Artificial Intelligence Research), las AI’s empezaron a crear términos y expresiones por sí mismas, siguiendo una lógica interna propia (y, posiblemente, más adecuada para la intercomunicación entre ‘inteligencias’ no humanas). Pero el debate que se plantea es ¿debemos alegrarnos por haber avanzado en la interoperabilidad entre dispositivos inteligentes? ¿o preocuparnos por el hecho de que las máquinas puedan hablar entre ellas usando un código que sus creadores no somos capaces de entender? ¿Alguien más ha pensado en Skynet y Matrix?

Por fortuna, las inteligencias artificiales creadas de Facebook no tuvieron tiempo de llevar su críptica conversación por tan hostiles derroteros: sus desarrolladores optaron por rehacer el código porque la compañía, al igual que otras como Microsoft, Google, Apple o Amazon, está focalizando sus energías en tecnologías conversacionales capaces de comunicarse con seres humanos (esto es, con sus clientes), tecnologías que se espera que se conviertan en el nuevo paso de las interfaces de usuario, y nos animen a dejar de lado ratones y teclados.

Vía | Co.Design

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.