Tecnología

Las 10 tendencias tecnológicas para la empresa en 2014, según Gartner

Escrito por Esther Macías

La consultora ha dado a conocer qué tecnologías serán claves para las organizaciones el próximo año. En la lista están las relacionadas con la gestión de los dispositivos móviles, las ‘apps’, el Internet de las cosas, ‘cloud’ y la impresión 3D.

Un año más Gartner ilustra a la industria sobre las tendencias tecnológicas que predominarán el próximo año y que serán estratégicas –su impacto será fuerte y se extenderá en los próximos tres años, como define el término la firma de consultoría– para la mayor parte de las organizaciones. Las predicciones, realizadas por la consultora en su evento Gartner Symposium/ITxpo 2013, que finaliza hoy en Orlando, resaltan 10 tecnologías en las que confluyen aspectos relacionados con lo social, la movilidad, el modelo en la nube y la información.

Como no podía ser de otra forma las tecnologías relacionadas con la gestión de los dispositivos móviles, las apps, el Internet de las cosas, cloud computing y la impresión 3D son algunas de las tecnologías destacadas por la consultora. Pero veamos todas: 

Gestión y diversidad de dispositivos móviles

Hacia 2018, la creciente variedad de dispositivos, estilos de computación, contextos de usuario y paradigmas de interacción hará que sean inalcanzables las estrategias basadas en la máxima “todo en cualquier sitio”. La consecuencia, “inesperada”, según la consultora, de los programas bring your own device (BYOD), es decir, el uso de dispositivos personales en las empresas, está doblando e incluso triplicando el tamaño de la fuerza de trabajo móvil. Esto impactará plenamente en las organizaciones, que tendrán que revisar sus políticas de seguridad, ya que los empleados ya no solo acceden a las aplicaciones corporativas a través de las redes y dispositivos de empresa sino también mediante los personales. La dificultad estará en equilibrar dicha seguridad con la privacidad del empleado. 

Aplicaciones y apps móviles

Para 2014 el mejor rendimiento de JavaScript comenzará a impulsar HTML5 y el navegador como un entorno de desarrollo de aplicaciones predominante. En este sentido, la consultora recomienda a los desarrolladores que se centren en crear modelos de interfaz de usuario expandidos que incluyan voz y vídeo más enriquecidos y que puedan conectar a las personas de diferentes formas.

Las apps continuarán creciendo por su parte mientras que las aplicaciones tradicionales empezarán a caer. Las apps son desarrollos más pequeños y más segmentados mientras que las aplicaciones son más amplios y completos. En este sentido, indica Gartner, los desarrolladores deberían buscar formas para fusionar apps con el fin de crear aplicaciones más amplias.

Por otro lado, recuerda la consultora, construir interfaces de usuario de aplicaciones que compartan toda una variedad de dispositivos requiere una comprensión de los bloques de desarrollo y una estructura de programación adaptable.

Internet de las cosas

El PC ya no es ni mucho menos la única puerta de entrada a Internet. La Red se está expandiendo a múltiples dispositivos y no solo a los móviles, sino también a todo tipo de objetos: por ejemplo, coches, televisiones y un largo etcétera. El problema radica en que la mayor parte de las organizaciones y fabricantes de tecnología todavía tienen que explorar las posibilidades que esta tendencia trae consigo. Deben pensar qué nuevos servicios e información podrán brindar al consumidor a través de estos soportes. En definitiva, todo está por hacer en esta línea.

Nube híbrida y TI como un bróker de servicio

Para Gartner es ya un imperativo aunar los servicios de nube personal con los servicios de cloud privada. Las organizaciones deberían diseñar servicios de cloud privada con un futuro híbrido en mente y garantizar que son posibles una integración e interoperabilidad en un plazo de tiempo.

Para el diseño y gestión de este tipo de servicios se precisará un nuevo rol en las empresas, el de bróker de servicios cloud (cloud service broker o CSB), que será el encargado de agregar, integrar y personalizar los servicios.

Arquitectura nube/cliente

Los modelos de computación cloud/cliente están en continuo movimiento. En esta arquitectura el cliente es una aplicación enriquecida que corre sobre un dispositivo conectado a Internet, y el servidor es un conjunto de servicios de aplicación hospedados en una plataforma de cloud computing escalable y flexible. La nube es el punto de control y el sistema y las aplicaciones pueden abarcar múltiples dispositivos.

El entorno cliente puede ser una aplicación nativa o basada en el navegador; el creciente poder del navegador está disponible para muchos dispositivos cliente, como móviles y equipos de escritorio. Las robustas prestaciones de muchos dispositivos móviles, la creciente demanda de las redes, el coste de estas últimas y la necesidad de gestionar el uso del ancho de banda crean nuevos incentivos, en algunos casos, para minimizar la aplicación de la informática en la nube y la huella del almacenamiento y explotar la inteligencia y el almacenamiento de los dispositivos cliente. No obstante, añade Gartner, las necesidades crecientes de los usuarios móviles llevarán a las apps a demandar crecientes cantidades de computación del lado de los servidores y también capacidad de almacenamiento.

La era de la nube personal

Esta tendencia supondrá un punto de inflexión marcado por el paso de los dispositivos a los servicios. En este nuevo mundo los dispositivos seguirán siendo importantes, sí, y de hecho muchos usuarios tendrán varios de ellos como ahora pasa (PC, smartphone, tableta…). Pero ninguno de estos dispositivos será el hub primario: la nube adoptará ese rol.

Todo definido por software

El llamado Software-Defined anything (SDx) es un término que abarca una tendencia de mercado en la que el software, sus estándares y la automatización que el primero brinda a la tecnología, en particular al centro de datos, marca todo. Se trata de una tendencia que engloba proyectos como OpenStack, OpenFlow, The Open Compute Project y Open Rack. Ojo con ella.

TI que escala con la Web

Web-Scale IT es un modelo de computación de clase global que despliega las capacidades de los grandes proveedores de servicios cloud dentro de una TI empresarial nueva. Los grandes proveedores de servicios en la nube como Amazon, Google, Facebook, etc. están reinventando la forma en la que se despliegan los servicios de TI en las áreas de informática de las empresas, afirma Gartner. Si las organizaciones quieren seguir siendo competitivas, añade la consultora, tienen que imitar las arquitecturas, procesos y prácticas de estos proveedores. La combinación de todos esos elementos es a lo que Gartner llama web-scale IT.

Máquinas inteligentes

Para 2020, la era de las máquinas inteligentes florecerá con toda una proliferación de asistentes personales inteligentes, que entiendan el contexto del usuario y le puedan dar consejos (Watson, de IBM, es un ejemplo), sistemas industriales globales avanzados y todo tipo de vehículos autónomos.

De hecho, los analistas de Gartner no dudan en decir que “la era de las máquinas inteligentes será la más disruptiva en la historia de las TI”. Tanto los individuos como las empresas invertirán en este tipo de máquinas.

Impresión 3D

Las ventas globales de impresoras 3D crecerán un 75% en 2014 y de cara a 2015 se espera que las unidades vendidas se dupliquen, según los datos de la firma de consultoría. Además, estos dispositivos cada vez son más asequibles y sus precios van desde los terminales más caros de 50.000 dólares hasta los más baratos de 500.

Las empresas, viendo la reacción de los consumidores, se han dado cuenta del potencial de la impresión 3D y están pensando en cómo sacarle partido a una tecnología que reducirá los costes y disminuirá los plazos en los procesos de fabricación.

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.