Tecnología

La Unión Europea quiere acabar con la obsolescencia programada

iphone roto
Escrito por Eduardo Álvarez

El Parlamento Europeo ha aprobado una resolución que tiene como objetivo solucionar el problema de la obsolescencia programada de los dispositivos tecnológicos.

¿Cada cuánto tiempo cambias de móvil? ¿Por qué motivo? Si la respuesta es que tu móvil ha dejado de funcionar y eso te obliga a comprar uno nuevo, es porque eres víctima de la llamada obsolescencia programada, un problema con el que la Unión Europea quiere acabar cuanto antes.

El término obsolescencia programada se popularizó a raíz de un conocido documental. Consiste en las prácticas industriales destinadas a limitar la vida útil de los dispositivos para obligar al consumidor a comprar otro. Esto habría llegado a los móviles, que se averían sin posibilidad de reparación cada pocos años.

Si esto es cierto o no y si las marcas tienen la culpa es algo que está aún por demostrar, aunque la UE lo da por hecho. Es la razón por la que el Parlamento Europeo aprobó ayer una resolución para poner fin a la obsolescencia programada. El texto fue aprobado por amplia mayoría en la Eurocámara, aunque los encargados de ponerlo en práctica o no serán los estados miembros.

El objetivo de la Unión Europea es facilitar e incentivar la reparación de los dispositivos tecnológicos, ya sean teléfonos móviles, tablets, portátiles o de cualquier otro tipo. Incentivos fiscales y leyes a favor de la sostenibilidad y el reciclaje son las medidas que proponen, aunque si los parlamentos nacionales no las aprueban, de poco servirá el intento de la UE.

Son varias las propuestas interesantes, como por ejemplo el llamado contador de uso, un valor numérico que indica al consumidor la vida útil que puede esperar de un electrodoméstico. También aboga la UE por una medida más polémica: extender la garantía de los productos tecnológicos.

Estos son los móviles que se venden con Android 7.0 preinstalado: aún le quedan varios años de vida útil

La verdadera pregunta en este debate es si realmente reemplazamos los dispositivos porque se averían o porque se quedan obsoletos en cuanto a software y prestaciones. Hoy por hoy un móvil de más de dos años comienza a presentar carencias, características que no existían cuando se diseñó pero que ahora sí están ahí. Es el principal motivo para cambiar de móvil.

Lo mismo ocurre con ordenadores, tablets e incluso coches, aunque en menor medida. No obstante, cualquier normativa que favorezca al consumidor y que beneficie el cuidado del medio ambiente tiene más fácil salir adelante.

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez