Tecnología

La UE investiga a Amazon por aprovecharse de los datos de sus propios comerciantes para hacerles la competencia

Amazon, investigado por competencia desleal al usar particulares para el reparto

La Comisión Europea le ha enviado un cuestionario de 16 páginas a los minoristas para preguntarles si algún producto de marca propia de Amazon lanzado en los últimos cinco años son idénticos o muy similares a los suyos.

La Unión Europea vuelve a fijar sus miras en Amazon, el gigante del comercio electrónico, por una potencial competencia desleal contra sus propios comerciantes, esos que ofrecen sus productos a través de la plataforma de la multinacional. Y es que, según ha afirmado la comisaria comunitaria de Competencia, Margrethe Vestager, se sospecha que Jeff Bezos y los suyos podrían estar utilizando ilegalmente los datos de sus teóricos socios para desarrollar sus productos de marca propia.

Amazon opera, en ese sentido, como un actor de doble máscara: por un lado, hospeda a miles de comerciantes en su servicio y, al mismo tiempo, sea competidor de ellos al ofrecer sus propios productos. El problema radica en cuando Amazon diseña o mejora esos productos en base a la información que consigue de los que, a la postre, serán sus rivales.

Investigan casos de soborno por datos en Amazon

Para dilucidar el tema, la Comisión Europea le ha enviado un cuestionario de 16 páginas a los minoristas para preguntarles si algún producto de marca propia de Amazon lanzado en los últimos cinco años son idénticos o muy similares a los suyos. También se les preguntó cómo los productos de Amazon han afectado su negocio, su inversión, marketing, precios, estrategia de ventas y decisiones comerciales, así como si el número de vendedores aumentó o disminuyó después de la entrada de Amazon en ese segmento de negocio.

Según recoge Reuters, los reguladores también quieren saber si Amazon había contactado a los minoristas o sus proveedores antes de lanzar nuevos productos. Igualmente, se le solicitó a los comerciantes que proporcionaran documentos, como comunicaciones con Amazon o sus proveedores, además de capturas de pantalla de sitios web para demostrar sus afirmaciones.

Recordemos que Vestager puede imponer multas de hasta el 10% de la facturación global de una empresa por infringir las normas de la Unión Europea, así como obligarlas a cambiar sus prácticas comerciales.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.