Tecnología

La Unión Europa, “cerca” de llegar a un acuerdo sobre la tasa a las empresas digitales

Trabajadores por cuenta propia crean la primera Asociación Europea de Autónomos

Según Bruno Le Maire, ministro galo de Finanzas, “estamos cerca de tener un acuerdo entre manos” sobre la tasa de la Unión Europea del 3% a las multinacionales tecnológicas, contando además con el apoyo germano para llevar a cabo la iniciativa.

La imposición de una tasa a las multinacionales digitales no es nada nuevo: es una debate que lleva abierto años, después de los numerosos escándalos fiscales que han tenido como protagonistas a Apple, Amazon o Google en numerosos países del Viejo Continente. Sin embargo, no fue hasta el primer trimestre de este curso cuando los movimientos en esta dirección comenzaron a acelerarse.

Así, en marzo se hizo pública la última propuesta de la Comisión Europea: un impuesto del 3% a todas las empresas digitales con más de 750 millones de euros en facturación e ingresos anuales de más de 50 millones dentro de la UE. Un baremo lo suficientemente amplio para abarcar a los grandes ‘players’ norteamericanos y asiáticos, pero bastante alto como para no impedir el desarrollo de startups y pymes en la arena de la innovación. ¿El objetivo final? Recaudar alrededor de 5.000 millones de euros al año, menos de lo que les correspondería pagar sin usar artilugios fiscales, pero más de lo que están abonando en la actualidad.

Esta tasa, que ha sido implantada de forma paralela por España sin esperar al consenso comunitario, se ha enfrentado no obstante a la oposición de la industria TIC -como se esperaba- pero también a la lucha de poderes que suele comandar cualquier decisión de Bruselas. Una batalla política entre las diferentes naciones por sus respectivos intereses que, sin embargo, podría estar a punto de acabar en un acuerdo final.

Las 5 formas ¿legales? para evadir impuestos en España

Así lo asegura Bruno Le Maire, ministro galo de Finanzas, quien considera que “estamos cerca de tener un acuerdo entre manos”. En declaraciones a la radio France Inter, el político también explicó que cuenta con el apoyo germano para llevar a cabo la iniciativa, algo clave ya que Alemania se retiró la pasada semana del grupo de países en favor de esta nueva tasa (en el que también está España), uniéndose a los díscolos en esta materia: Irlanda (interesada ya que atrae multinacionales extranjeras con el pretexto de acceso al mercado único europeo y bajos impuestos) y Dinamarca (que se opone por temor a iniciar una guerra comercial con Estados Unidos)

De cumplirse con los plazos que adelanta Le Maire, el acuerdo sobre el impuesto del 3% a las empresas digitales podría cerrarse este mismo diciembre. Después quedaría por delante toda la burocracia comunitaria hasta su definitiva implantación, así como constatar las diferentes modificaciones, períodos de adaptación y excepciones que se irán añadiendo a la norma y que podrían alterar sustancialmente el impacto de esta medida.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.