Tecnología

La tecnología de BMW que ayudará a Michael Phelps en los JJOO de Río 2016

Michael Phelps

Una innovadora tecnología de BMW ha ayudado al equipo norteamericano de natación, con Michael Phelps a la cabeza, a entrenarse de cara a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Michael Phelps es el deportista olímpico más laureado de todos los tiempos, atesorando nada menos que 22 metales en su particular medallero. Detrás de su éxito, y del de todo el equipo de natación de Estados Unidos, hay muchas horas de trabajo, entrenamiento técnico y un sinfín de sacrificios personales. Y, también, tecnología alemana proveniente de la mismísima BMW.

La automovilística germana lleva siendo patrocinadora oficial del Comité Olímpico de EEUU desde 2010, pero también ha comenzado a formar parte activa de su trabajo diario de cara a los Juegos Olímpicos de Río 2016 En ese sentido, BMW ha comenzado a analizar el rendimiento de los nadadores norteamericanos como si de un vehículo autónomo (en cloro, eso sí) se tratara. Para ello ha apostado por una solución llamada de “luz trasera”, con la que se montan sobre el nadador varias luces LED en lugares como las muñecas, los hombros, las caderas, rodillas, tobillos o dedos de los pies. Las luces iluminan el camino del deportista bajo el agua, lo que permite a los entrenadores medir la totalidad de sus movimientos de manera más eficiente.

bmw-nadadores-gif

Así, el trayecto marcado por las luces LED queda recogido por una cámara subacuática que pasa toda la información a un software de análisis y seguimiento del movimiento -desarrollado por BMW- que permite identificar, movimiento a movimiento, los gestos de cada miembro o los ángulos que marcan cada articulación.

Tal y como recoge el portal Techcrunch, el corazón de este programa está formado por dos algoritmos innovadores que detectan estos movimientos. El primero es la visión por ordenador, un tipo de inteligencia artificial usada también en los coches autónomos para detectar la desviación de carril. A su vez, el segundo sistema es un algoritmo más tradicional basado en la unión de datos y el cruce de información con otras bases de datos manejadas por el Comité Olímpico de EEUU.

Hasta ahora, BMW ya empleaba soluciones similares para analizar y mejorar el rendimiento individual de cada nadador, aunque lo hacía con una suerte de sensores que se adherían al cuerpo del deportista, menos exactos y menos naturales para que el nadador se sintiera cómodo que el actual desarrollo con luces LED.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.