Tecnología

La tasa Google, ¿una medida para obstaculizar la irrupción de nuevos medios?

La tasa Google, ¿una medida para obstaculizar la irrupción de nuevos medios?
Escrito por Manuela Astasio

El profesor Gerard Llobet, de la asociación de economistas Nada es Gratis, reflexiona sobre los perjudicados y los beneficiados por esta medida.

La semana pasada varios medios de comunicación publicaron que Fedea, el think tank o “fábrica de ideas” de la banca española, se había posicionado contra la conocida como tasa Google a través de una rotunda entrada de blog. Dicha opinión, sin embargo, no corresponde a Fedea, sino a Gerard Llobet, profesor del CEMFI y miembro de la asociación de economistas Nada es Gratis.

La nueva Ley de Propiedad Intelectual, que se discutirá la próxima semana en el Congreso, contempla que los agregadores de contenidos tales como Google News deberán pagar una compensación, la que ya es conocida como la “tasa Google”, a las webs y medios digitales que citan en sus enlaces.

Llobet publicó el artículo, titulado “La tasa Google o cómo ignorar el interés general”, en el blog Nada es Gratis, que, pese a que fue creado en 2009 bajo el auspicio de Fedea, es independiente de ésta desde mayo de este año, momento en el que empieza a ser gestionado por la asociación que le da nombre. “Los que escribimos en el blog nunca hemos representado la posición oficial de la institución”, nos ha aclarado  el propio Llobet por correo electrónico.

Una tasa “porque el dinero está ahí”

En su artículo, Llobet define a la tasa Google como “un despropósito” que parece “la versión legal” de la respuesta que dio el histórico ladrón de bancos Willie Sutton cuando le preguntaron por qué atracaba estas entidades: “Porque ahí es dónde está el dinero”. El texto cita los resultados de varios estudios que analizan, entre otros aspectos, de qué forma disminuye el tráfico a las webs cuando éstas no se encuentran en Google News.

TICbeat ha aprovechado para ahondar más en la posición de este profesor de económicas sobre esta medida. En concreto, en dos aspectos: ¿a quién beneficia y a quién perjudica? Respecto a lo primero, Llobet responde que “a ciertos medios de comunicación tradicionales”. “Sin duda, ellos son los más interesados en que se apruebe en las condiciones de las que se habla actualmente. Sus argumentos acerca del daño que los agregadores les pudieran estar generando constituyen el motivo por el que el gobierno ha sido receptivo a sus demandas”, explica.

“Desgraciadamente”, se lamenta el economista, “no parece que los argumentos de las otras partes involucradas y que salen perjudicadas por la tasa Google hayan tenido tanto eco”. Al ser preguntado acerca de las consecuencias que la tasa Google podría tener para otros medios y portales, Llobet recuerda que “muchos medios, sobre todo los pequeños, buscan maximizar su visibilidad, y esta medida les puede perjudicar”. “Si algunos agregadores desaparecen, esto perjudicará a los medios menos conocidos y que, por tanto, dependen más de ellos”.

Los agregadores aumentan el número de periódicos que se leen

Uno de los estudios citados por Llobet en su artículo muestra que son los periódicos locales los que más se benefician de los agregadores, “al poder tener acceso a una audiencia que, de otra forma, no les conocería”. “Los agregadores aumentan el número de periódicos que los consumidores consultan, lo que podría beneficiar a los nuevos medios de comunicación digitales en detrimento de medios más conocidos”, recuerda.

En ese sentido, Llobet interpreta la tasa Google como una medida que, por un lado, pretende transferir recursos de los agregadores y, por otro, obstaculizar a los medios digitales mediante la imposición de una tasa irrenunciable que les perjudica, en la medida en que su modelo de negocio es distinto al de los periódicos tradicionales, y buscan visibilidad en los agregadores aun a costa de no ser compensados significativamente por hacerlo”.

“Deberíamos ver como se pretende repartir la recaudación de esta tasa otros entre los diferentes medios”, reflexiona Llobet en su email a TICbeat. “Es algo de lo que ahora mismo no tengo información”, confiesa.

Foto cc: Johan Larsson

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.