Tecnología

La tasa Google ha reducido un 16% el tráfico de los medios españoles online, según informe

El cajón de noticias de los resultados de Google ahora enlaza a blogs y agregadores
Escrito por Manuela Astasio

Un estudio de NERA asegura que los agregadores no son los únicos afectados por una reforma legal que ha golpeado especialmente a los medios pequeños y emergentes.

Un nuevo informe realizado por NERA asegura que la aplicación de la tasa Google tras la aprobación de la nueva Ley de Propiedad Intelectual a principios de año habría perjudicado tanto a agregadores de noticias como a consumidores de información y medios de comunicación.

El trabajo, que la firma ha realizado a petición de la Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas, pretende medir los efectos de una legislación, la LPI, que fue introducida por el gobierno a petición de otra asociación del sector, la de Editores Españoles –de ahí que a la tasa también se la conozca como canon AEDE– pero que se ha topado con numerosas opiniones en contra procedentes de frentes muy diversos. Supuso, por ejemplo, la retirada por parte de Google de su servicio de noticias Google News.

Dicha ley modificó una de las hasta ahora incuestionables reglas del juego en Internet: citar y enlazar otras webs para compartir información en la red no infringe la propiedad intelectual y, por tanto, no se cobra. Según su controvertido artículo 32.2, cualquier agregador de contenidos, blog o medio de comunicación digital que tenga un portal y cite enlaces de otros sitios deberá pagar una tasa por ello.

Afecta a todo el mercado, pero de forma desigual

El estudio de NERA señala que la implantación de la LPI está afectando a todo el ecosistema de Internet (y no solo a los agregadores, que, en teoría, habrían constituido su objetivo por lucrarse supuestamente con los contenidos de terceros), y además lo está haciendo de manera desigual, “perjudicando de forma más acusada a las publicaciones pequeñas o menos conocidas, como las de varios diarios nativos digitales”, explica la firma en una nota de prensa.

Además del cierre de varios agregadores y de la obstrucción de este sector del mercado con barreras a la entrada de nuevos actores y el consiguiente freno a la innovación y mayor concentración, los responsables del informe indican que la LPI ha generado una incertidumbre legal, que provoca un profundo desconocimiento sobre el derecho de cita.

Pero lo verdaderamente del llamativo del informe es su incidencia sobre el impacto negativo de la decisión del gobierno tanto en consumidores como en el mercado de los medios. Especialmente en el caso del último, pues, según la versión oficial con la que la reforma legal se presentó ante los medios, ésta iba encaminada, precisamente, a protegerlo.

El caso es que, de acuerdo con los cálculos de NERA, el sector de la prensa online ha registrado, tras la entrada en vigor de la nueva LPI, una caída media del 16% de su tráfico de lectores, que afecta especialmente, dicen los autores del informe, a los medios más pequeños y jóvenes y de la que se prevé que aumente a largo plazo. En números: el estudio calcula que el excedente del sector se reducirá en 7 millones de euros anuales y que, obviamente, esas pérdidas no se repartirán de forma igualitaria.

Además, en NERA consideran que esta reforma legal vulnera la libertad de prensa al impedir que los medios cedan sus contenidos a terceros sin cobrar por ello, y establece que ello se traduce en que los consumidores pueden disfrutar de menor variedad de contenidos y de menos innovación, además de invertir más tiempo en buscar noticias, algo que se traduce en que pasan menos consumiéndolas y que no deja de ser negativo para el mercado.

Foto cc: Spencer E Holtaway

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.